La plataforma por la grada de animación defiende un proyecto de «futuro» para el Athletic

Defienden que este espacio, sobre el que se de debatirá en la asamblea del jueves, «sirva de puerta de entrada para las personas más jóvenes y con precios populares para todos los colectivos»

JOSÉ FÉLIX CACHORRO

Miembros de la plataforma a favor de la grada de animación en San Mamés destacaron este lunes que en la asamblea del jueves se tratará un asunto que marcará «el futuro del club para los próximos lustros, incluso décadas». Tras recoger 2.500 firmas de socios favorables a crear esta zona especial para el público, la plataforma San Mamesen Orroa considera necesaria «una grada popular que genere un entorno atractivo, que sirva de puerta de entrada para las personas más jóvenes y con precios populares para todos los colectivos».

También señalan que la grada de animación es una alternativa a la creación de competiciones como la Superliga, la entrada de fondos de inversión en los clubes de las grandes ligas, la concentración en unas pocas manos del capital social, comunicativo y deportivo, el desarraigo de grandes masas de aficionados respecto a los clubes de sus territorios... Este último hecho es un elemento fundamental en el devenir del Athletic».

Un comunicado de San Mamesen Orroa resalta que, «además de responder a este anhelo de enganchar a nuevas generaciones al proyecto Athletic, la unificación de espacios en una grada popular revertirá en la animación; volveremos a tener todo un fondo de pie, con muchísima gente joven apretando cuando el equipo lo necesite y que contagiando al resto del estadio como lo hacían los fondos del antiguo San Mamés. Y esto, a la larga en fútbol, se traduce en puntos».

En la nota, los defensores de la grada de animación se preguntan, tras recordar «el envejecimiento paulatino de la población vasca y la llegada de personas de otras partes del mundo, ¿cómo fidelizamos a las nuevas generaciones e incorporamos a sectores de la población que actualmente son ajenos al universo Athletic a nuestra comunidad?».

También indican que la colocación de 1.200 jóvenes abonados junto a hinchas de otro equipo «contraviene todos los protocolos de seguridad de los estadios actuales y puede llegar a crear problemas graves en partidos de alto riesgo con fuerte afluencia de aficionados visitantes».