Ernesto Valverde es un gran amante de la fotografía. / m. cecilio

Una pretemporada clásica para el curso más atípico

Juan Carlos Latxaga
JUAN CARLOS LATXAGA

En estos tiempos marcados por las urgencias no faltan quienes pretenden adivinar los planes de Valverde después de apenas dos semanas de trabajo y tras disputar tan solo un tres en uno, ese sucedáneo que viene a ser poco más que un entrenamiento con público. También están los que, día sí y día también, insisten en reclamar cien días de g

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores