Marcelino da instrucciones a sus jugadores desde el banquillo del Reale Arena durante el derbi del domingo. / ignacio pérez

El proyecto de Marcelino se consolida

El Athletic, que sólo ha perdido un partido de once, vuelve a demostrar en el derbi su ambición y su solidez competitiva

Jon Agiriano
JON AGIRIANO

Un derbi tan intenso, controvertido y emocionante como el del domingo deja inevitablemente una resaca muy fuerte. Cómo no hablar del polémico arbitraje de Martínez Munuera, del encendido ambiente en las gradas del Reale Arena, de los errores decisivos de Íñigo Martínez y Remiro, de la hiperventilación habitual en estos partidos de los jugado