No se puede jugar al fútbol de rodillas

El Athletic que saltó anoche al Camp Nou fue un equipo genuflexo, acomplejado y cobardón

JUAN CARLOS LATXAGA

Una jugada intrascendente en el primer minuto del partido resume lo que fue el penoso partido del Athletic. Vesga cortó a duras penas un balón en el centro del campo, en terreno del Barcelona, pero Gavi lo recuperó porque se activó mucho antes y con más decisión que un Berenguer despistado. No se habían cumplido los primeros sesenta segundos

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores