Valverde se dirige a sus jugadores durante el entrenamiento. / MANU CECILIO

500 aficionados acuden al segundo entrenamiento a puerta abierta del Athletic

El Campo 2 de Lezama acogió una suave sesión de los de Ernesto Valverde, que esta tarde volverán a ejercitarse

CARLOS NIETO GARCÍA Lezama

Alrededor de quinientos aficionados han acudido este miércoles a presenciar el cuarto entrenamiento del Athletic de la pretemporada, el segundo a puerta abierta. Fueron menos que el millar que abarrotó el Campo 1 el lunes, por eso esta vez el club optó por el Campo 2 de Lezama, de mayor capacidad. La lluvia rebajó considerablemente el número de fieles rojiblancos, en su mayoría niños, que, como si de un partido se tratase, derrocharon ilusión y devoción con cánticos a sus ídolos. Asier Villalibre y los hermanos Williams lideraron la tabla de decibelios.

Los 32 jugadores rojiblancos, a la espera de que los cuatro internacionales -Unai Simón, Iñigo Martínez, Julen Agirrezabala y Unai Vencedor- se reincorporen, salieron puntuales a las 10.30 horas y se reunieron en el centro del campo alrededor de Ernesto Valverde y su cuerpo técnico. Tras una breve charla del Txingurri, el preparador físico Pozanco lideró los ejercicios de calentamiento y estiramiento.

Comenzó a continuación una suave sesión que incluyó unos rondos, ejercicios de conducción de balón y disparo a porterías pequeñas. Necesario afinar la puntería. El entrenamiento continuó con ejercicios de posesión de balón, en los que el técnico de Viandar de la Vera se mostró enérgico, sin parar de dar instrucciones a sus chicos. Hay varios puestos en juego en una plantilla que será de unos 25 profesionales, por lo que la intensidad de los cedidos y canteranos era evidente en cada acción.

Los porteros, tres jugadores de las categorías inferiores como Ibon Ispizua, Ander Iru y Álex Padilla, trabajaron al margen del grupo. Uno de ellos puede ser el tercero en la terna del primer equipo en la próxima temporada. Una hora y veinte minutos después, la sesión finalizó con el aplauso de los leones a sus incondicionales seguidores.

El viernes, otra vez con afición

Los leones afrontan este miércoles una sesión doble de entrenamiento, que tendrá lugar a partir de las 18 horas. El jueves se ejercitarán a puerta cerrada, mientras que el viernes Lezama volverá a abrir sus puertas a los seguidores zurigorris a partir de las diez y media de la mañana.