Setién ha sido presentado este miércoles como nuevo entrenador del Villarreal. / efe

«Tengo un equipo extraordinario», se enorgullece Quique Setién

El santanderino ha sido presentado este miércoles como nuevo entrenador del Villarreal, próximo rival del Athletic, «un club que casa con mi forma de ser y de entender las cosas»

Robert Basic
ROBERT BASIC Bilbao

Quique Setién atendió la llamada de teléfono y segundos después creyó que le estaban tomando el pelo. Una voz desconocida le trasladaba el deseo del Villarreal de contratarle tras la espantada de Unai Emery. «Miré a mi mujer. Pensé que me gastaban una broma», ha dicho este miércoles en su presentación como entrenador del 'submarino amarillo'. Le hablaba el consejero delegado, Fernando Roig Negueroles. Poco después estaba en el aeropuerto de Loiu rumbo a la ciudad castellonense. «Fue algo inesperado. El Villarreal es un club con mi forma de ser y de entender las cosas. No podía venir a un sitio mejor. Soy una persona muy feliz e ilusionada», expuso el cántabro.

Setién ha completado este miércoles su primer entrenamiento y se estrenará este jueves ante el Hapoel Beer Sheva en la Conference para debutar en la Liga el domingo ante el Athletic. Avanzó que «no habrá ninguna revolución y aprovecharemos lo que ya había», aunque trasladó que introducirá «matices» y registros nuevos que no tardarán en verse. «No tendremos que esperar tres meses para ver los cambios, pero necesitamos algo de tiempo». El santanderino se mostró entusiasmado con la plantilla. «Tengo un equipo extraordinario», exclamó.

«No fui yo en el Barça»

El técnico subrayó que está en una institución que ha estado «cerca de conseguirlo todo», además de recalcar su participación en la Champions. «Soy una persona muy ambiciosa. Quiero que el equipo crezca más y estar arriba. El Villarreal es un club que nació de la nada hace 25 años y ahora es una referencia». Como era de esperar, se le recordó su paso por el Barcelona y las reglas a las que tuvo que someterse en la casa blaugrana. «No fui yo en el Barça. No pude serlo. Salí reforzado y sé cómo comportarme para ser yo mismo otra vez».

Setién dijo que había declinado ofertas, pero todo cambió con la llamada del Villarreal. «Llevaba un tiempo sin muchas ganas de volver a entrenar. Quería ir a un club que entendiese el fútbol y la vida del mismo modo que yo. Y este es el lugar. Es un club familiar y cercano, con el que comparto valores».