La «rabia y la frustración» de Ronaldo por el arbitraje antes de recibir al Athletic

Ronlado, en el palco en el partido contra el Leganés de principios de abril. /EFE
Ronlado, en el palco en el partido contra el Leganés de principios de abril. / EFE

El presidente del Valladolid se queja de la actuación del colegiado en el Wanda y pide «unidad» para salvar al equipo del descenso

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Ronaldo Nazario, el primer Ronaldo, ha roto este domingo su silencio y ha empleado las redes sociales para cargar contra el arbitraje sufrido en el Wanda Metropolitano -el Atlético les ganó con un gol precedido de falta y el colegiado se tragó un penalti claro por manos de Arias a pesar de que analizó la jugada en el VAR- y para pedir un mensaje de unidad a la afición del Valladolid. Como propietario del equipo hace ocho meses, el brasileño ha mostrado el sentir de la hinchada pucelana, cansada de que los colegiados les perjudiquen. «Enfado, rabio, frustración... Son alguna palabras que definen nuestras reacciones de todo tipo que nos han afectado. El club trabaja por algo muy importante, de lo que depende el futuro y también el respeto hacia la entidad», se queja el exdelantero, dueño de un equipo que se ha vuelto a meter en los puestos de descenso, y ve la salvación a dos puntos.

Y en el punto de mira tienen al Athletic los de Sergio González, su rival el domingo en el estadio José Zorrilla (18.30 horas). «Es una nueva final aunque sin trofeo», asegura Joaquín, futbolista pucelano. En ese sentido, Ronaldo hace un llamamiento a cerrar filas, a empujar todos hacia los puestos que evitan el regreso a Segunda División. Dicen en Valladolid que, al contrario que otras temporadas que el equipo estaba en situación de delicada, ahora el universo blanquivioleta se ha unido para lograr esa meta. Y en eso hace hincapié el exfutbolista. «Ahora más que nunca es cuando debemos estar todos juntos porque el primer objetivo está en nuestras manos: Zorilla y nuestra gente, al lado de estos increíbles jugadores y cuerpo técnico son nuestra mejor garantía. ¡Gracias!. Aupa Pucela. Pucela es de Primera», remata su mensaje el dueño de esta entidad, no sin antes volver a mandar un recado a los colegiados. «Nuestro trajo es hacer grande de nuevo al Valladolid para que nadie piense que no somos importante ni nos afectan las cosas. Trabajamos para ello, pero por desgracia lleva su tiempo acabar con las cosas enquistadas».

Ahora mismo, el cuadro castellano aparece en el puesto 18, a dos de la salvación, que marca el Girona. En Valladolid saben que no dependen de ellos mismos, que deben ganar los tres encuentros que les restan, el primero ante un Athletic que vistos los resultados de este domingo aún puede optar a la sexta plaza, y esperar un tropiezo de alguno de sus oponentes. Pero de nada sirve esta segunda parte de la ecuación, si no se cumple la primera.