Athletic

Raúl García promete «si cabe más responsabilidad y compromiso» tras firmar un año más con el Athletic

Raúl García en rueda de prensa junto a Aitor Elizegi y Rafa Alkorta./P. URRESTI
Raúl García en rueda de prensa junto a Aitor Elizegi y Rafa Alkorta. / P. URRESTI

Reconoce que le encantaría estar en activo hasta los 39, como Aduriz, y se alegra de ser su compañero porque desea «tener a los mejores al lado»

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

A Raúl García no le gustan las cábalas. «Especular es barato», ha resumido este mediodía en la sala de prensa de San Mamés, donde el jugador navarro ha comparecido un día después que se anunciara que ha prolongado su contrato con el Athletic una temporada más. A sus 33 años, ha admitido que le encantaría estar en activo hasta los 39, como Aduriz, delantero al que valora porque siempre ha deseado «tener a los mejores al lado» y mucho más si son competitivos como él. A la afición le ha prometido «si cabe más responsabilidad y compromiso», primero con él mismo, luego con el club que continúa apostando por él y finalmente con el socio. Raúl hizo estas reflexiones ante el presidente rojiblanco, Aitor Elizegi, que recordó que en los equipos hay capitanes «con brazalete y sin él».

«Esta situación (un año más de contrato) se ha producido –ha declarado el futbolista- porque las dos partes estaban convencidas. Era una cosa que estaba hablada y estaba claro que se iba a hacer, pero era mejor tenerlo cerrado y pensar en lo que tenemos que pensar. Para mí seguirá siendo un placer seguir hasta que se decida que no tengo que estar aquí».

Sobre el hecho de que no se haya fijado una cláusula, ha explicado Raúl que así se pretende reflejar la disposición de ambas partes. «Siempre he sido una persona de palabra. Me gusta cumplir todo lo digo y muchas veces vale más una palabra que una firma. Lo hemos decidido así y es un gesto más del compromiso de ambas partes para que esto siga como hasta ahora».

El navarro ha reconocido que lo que le ha ayudado a encajar en Lezama son «los valores por los que me rijo en mi trabajo. Me han educado de una manera, he visto lo que cuestan las cosas, el sacrificio que hay que hacer para conseguir lo que uno se propone». Ha destacado cómo su familia le dio todo lo que necesitó «a base de trabajo y de esfuerzo, y ésa es mi manera de ver las cosas». Y ha subrayado que desde que se dedica al fútbol «tengo claro que tengo que intentar ser mejor cada día y aportar al que me rodea para que mejore. Por eso creo que he encajado aquí (por Bilbao) y en los sitios donde he estado. Priorizo el trabajo sobre todo lo demás».

Pese a tener 33 años, las metas de la próxima temporada del Athletic no han cambiado para Raúl. «Todos tenemos que aportar el máximo de lo que tengamos, y nos viene bien que la gente que llega de abajo nos dé esa frescura y esas ganas que tienen siempre». Ha recordado a los periodistas que, desde que llegó a Bilbao, en 2015, siempre ha insistido en lo mismo. «Yo no miro más allá del siguiente partido. Para pensar en objetivos a largo plazo hay que hacerlo primero en lo que tienes delante, esta temporada tiene que ser igual».

Y lo más urgente en la Liga es el estreno con el Barça. «Debemos prepararnos para sacar adelante ese partido y empezar la temporada de la mejor forma posible». Será desde esa base como el Athletic podrá «aspirar a lo máximo». Porque en el caso particular del jugador y en el de la plantilla «siempre queremos aspirar a todo lo que se pueda, y hablar de entrar en Europa y tener objetivos altos es bonito para todos». Pero todo eso se consigue, ha recalcado Raúl, con «el trabajo del día a día», un activo que ha aportado al club rojiblanco y que ha propiciado que le hayan dado un año más de contrato.

El jugador ha colmado de elogios a otro veterano de la plantilla, Aritz Aduriz, el rojiblanco más longevo, de quien dijo que «es un ejemplo y por eso la gente se fija en él». Por supuesto que le gustaría a Raúl alargar su carrera profesional como el delantero guipuzcoano. «Vivo por y para el fútbol», subrayó. «Con la cabeza puesta en ello. El tiempo dirá». Sin embargo, de lo que el navarro está seguro es de que «pondré todo de mi parte» para seguir jugando hasta los 39 años.