Reaccionar para que haya un objetivo hasta el final

Reaccionar para que haya un objetivo hasta el final
Juan Echevería

El Athletic recibe a un Rayo en ascenso con la única consigna de ganar y mantenerse en el grupo de candidatosa entrar en Europa

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

El Athletic corre el peligro de quedarse en tierra de nadie si este mediodía no supera a un Rayo en ascenso, que con el regreso de Paco Jémez y el triunfo del pasado fin de semana frente al Valencia vuelve a creer en la salvación. Una derrota de la escuadra de Gaizka Garitano podría suponer que los próximos seis encuentros deriven en una latosa recta final de una campaña que amenazaba con el abismo. Es cierto que, pase lo que pase de aquí a que el ejercicio eche el telón, lo conseguido por el técnico de Derio y la plantilla rojiblanco posee un enorme mérito, esa reacción que alejó casi de inmediato el fantasma de descenso, pero ahora que la dulce posibilidad de entrar en Europa se ha convertido en una magnífica opción qué menos que tratar de luchar por ella hasta el final.De ahí que no queda otra a la escuadra de SanMamés que reaccionar hoy al amparo de su gente, olvidar la caída en Getafe y mantenerse en el grupo de candidatos por acceder a un billete para surcar el Viejo Continente la próxima campaña. De hecho, si gana hoy supera al Alavés, y se colocaría séptimo.

Ibai,Capa y San José, ko

Garitano cuenta con tres bajas para el encuentro contra el cuadro madrileño. Dos, Ibai yCapa, afectan a una banda derecha que deberá recomponer. Las opciones son varias.Todo apunta a que De Marcos, apercibido de sanción y que ayer se entrenó con normalidad a pesar de su ausencia en la práctica del viernes, continuará en el lateral derecho y por delante se situará Susaeta, a pesar del mal partido que realizó en elAlfonso Pérez el domingo, sustituto del futbolista de Santutxu. También cuenta con la opción de colocar a Williams pegado a la banda, y que Aduriz ejerza de 'nueve'. Y otra posibilidad, quizá la más remota, es la dupla Lekue-De Marcos, con independencia de la posición de cada uno de ellos. Mientras tanto, en el centro del campo, será Beñat Etxebarria el que coja el puesto de MikelSan José, sancionado. Vuelve Muniain a la lista.

La última derrota, con Jémez

San Mamés no es un estadio que se le dé especialmente bien al Rayo Vallecano. O al revés, el Athletic suele someter al cuadro madrileño cuando ejerce de anfritión. Los bilbaínos solo han perdido en dos de las 17 visitas ligueras de la escuadra de Vallecas: la última en el ejercicio 2012-13, con Paco Jémez en el banquillo visitante y MarceloBielsa en el local.Marcaron Piti y Lass, y SanJosé. De aquel 'once' continúan seis futbolistas: el autor del gol, que hoy no estará, Susaeta, Muniain, el lesionado Ibai,Aduriz y De Marcos. En el lado positivo, doce victorias y tres empates. Los tres últimos triunfos consecutivos (2013, 2015 y 2016).

La salvación, una realidad

Después de nueve partidos sin superar a su adversario (un punto de 27 posibles), el Rayo logró el pasado fin de semana la primera victoria desde el 28 de enero.Y no lo consiguió frente a un oponente cualquiera, sino que fue contra un Valencia que llevaba –y lleva– un 2019 de ensueño: tres derrotas en 23 partidos, finalista de la Copa, en cuartos de la Europa League. Pues bien, el cuadro franjirrojo se impuso a los de Marcelino y ha vuelto a soñar con la salvación: ahora se encuentra a tres puntos delValladolid, el último grupo que se salva de la quema.Su supervivencia, está claro, pasa por ganar en La Catedral. No tendrá al sancionado Gálvez.Es una pérdida de relevancia para los madrileños, yAmat oVelázquez serán los encargados de suplir al granadino.