No se puede perdonar tanto al Madrid

Patxi Herranz
PATXI HERRANZ

El pim pam pum. Al Madrid se le giró la cabeza por la posesión inicial pero las ocasiones claras fueron de un Athletic loco de remate. Un catálogo de fallos.

Gastroscopia. Todos los años la misma tortura, da igual el síntoma que siempre nos meten las gomas. No se puede perdonar tanto a un Madrid que además marcó con fortuna. Sin goles no hay

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Aprovecha esta oferta, suscríbete 3 meses por solo 12€, ahorras un 40%