El reconocimiento a la fidelidad

El Athletic entrega a la exjugadora alemana Jennifer Zietz el One Club Woman por jugar siempre con los colores del Turbine Potsdam

J. F. CACHORRO

BILBAO. El Athletic premió ayer la fidelidad. Jennifer Zietz recibió en San Mamés el One Club Woman, el reconocimiento del club rojiblanco a una jugadora que completó su carrera en el mismo equipo. La alemana, galardonada por su trayectoria en el Turbine Potsdam, fue agasajada en Lezama, donde las jugadoras del Athletic y el Granadilla, que se enfrentaban en partido de Liga, formaron un pasillo a Zietz. La capitana rojiblanca, Garazi Murua, entregó una camiseta rojiblanca con el nombre de Zietz y el dorsal 14, el número de la germana en sus 17 temporadas en el Turbine Potsdam. Ya en San Mamés, Erika Vázquez y una jugadora de la cantera del Athletic entregaron a Zietz el trofeo One Club Woman.

Zietz (Rostock, 1983) se inició en el fútbol a la edad de 6 años en el BSG Post Rostock y en 1998 se trasladó a Potsdam. Su carrera estuvo ligada de principio a fin (1998-2015) al color azul del 1. FCC Turbine, club de fútbol femenino de Potsdam, ciudad cercana a Berlín. «He pasado más de la mitad de mi vida en el Potsdam y siempre me siento como en casa», explicó. El Postdam fue el primer ganador de la Champions bajo su actual formato en 2010. Zietz levantó la Copa de Europa como capitana, cargo que ostentó desde 2007. También logró el máximo título continental en 2006 y la Eurocopa de 2009 con la selección de Alemania.

15 veces internacional, debutó con la Mannschaft el 28 de enero de 2005 contra Australia. Marcó su primer gol internacional el 1 de marzo de 2010 durante la Copa Algarve contra China. Antes pasó por la sub'21, con la que ganó la Copa Nórdica en julio de 2006.

Copas en fútbol sala

Su extenso palmarés incluye seis Bundesligas, tres Copas y seis títulos que en el fútbol español sería inverosimil: seis Copas... ¡con la sección de fútbol sala del Turbine! Zietz trasladó su amor por el club del césped al parqué, pero varias lesiones de rodilla la apartaron de los terrenos de juego a los 31 años, declinando una oferta de renovación que le había planteado el club por una temporada más. «Los últimos dos años, tras la operación de rodilla, no fueron fáciles», dijo. Aun así, le dio tiempo a meter 97 goles en 332 partidos.