Marc García, entrenador del Alzira, que jugó el partido de 2011 ante el Athletic, ayer. / JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

La recordada anécdota de Bielsa en Alzira: «Exigió saber nuestra alineación dos días antes de un partido»

«Le tuvieron que decir todo porque decía que era incapaz de afrontar un partido sin información del rival», evoca Marc García, el entrenador local y que jugó aquel partido

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO Enviado especial. Alzira

El Alzira-Athletic de la pretemporada de 2011-12 dejó en el club de esta ciudad valenciana de 45.000 habitantes un puñado de anécdotas que degustan de boca en boca y que en todos los casos tienen como gran protagonista a Marcelo Bielsa, que aquella tarde de julio se estrenó en el banquillo del Athletic.

Marc García, el entrenador local, jugó aquel partido. Saltó al campo en los últimos veinte minutos. Es un «apasionado» del fútbol argentino y un gran seguidor de Bielsa.

Ya se sabe que si hay algo que no gusta al preparador sudamericano es improvisar. Ese 20 de julio Fran Castelló, el técnico local, entró al vestuario y fue franco con sus jugadores. «Que sepáis que Bielsa ya sabe quienes vamos a jugar y cómo nos movemos», desveló a sus jugadores.

Las caras de extrañeza dieron paso a la explicación. Así lo relata Marc García: «Obligó al cuerpo técnico a darle nuestra alineación y cómo nos colocábamos y nos movíamos porque decía que era incapaz de afrontar un partido sin tener información del rival. Le tuvimos que decir todo porque no encontraba información nuestra en ningún lado».

Bielsa aterrizó en Bilbao el 13 de julio de 2011 tras la victoria electoral de Josu Urrutia y se presentó en la concentración de Oliva (Valencia) dos días después, cinco antes del partido. El equipo había llegado un día antes con el fallecido Luis Bonini, preparador físico, al frente.

Las fechas son importantes si se escucha lo que cuenta el secretario del Alzira, Toni Hernández. «El partido estaba previsto para el sábado 16, pero Bielsa dijo que se negaba a jugarlo porque había llegado a Oliva un día antes y no tenía tiempo de prepararlo».

Terror en el Alzira. El club ya había vendido entradas. ¿Qué hacer? Una comisión de directivos se presentó en la concentración de Oliva, a 50 kilómetros de Alzira, para pedir al argentino que aceptara jugar el partido. Se disputó, aunque se retrasó al miércoles 20 para que Bielsa tuviera más días para transmitir sus planteamientos a losjugadores. Ante 3.000 espectadores, fue el debut de Ander Herrera y los rojiblancos ganaron 0-3 con dianas de Gurpegui y Llorente (2).