Entre el recuerdo y el olvido

Miguel González San Martín
MIGUEL GONZÁLEZ SAN MARTÍN

Falcao llegó y nos volvió a dar la noche, y esta vez no se fue con aquella facilidad de Amorebieta, no me tiren de la lengua, sino de todos en general. Cómo es posible que rematara en esa soledad, con gran brillantez, eso sí, el que tuvo retuvo, pero sin que nadie le estorbara un poco siquiera. A él, a Falcao, que nos hace una avería cada vez