Gorka Pérez, con la bufanda verde, y su familia ante San Mamés antes del Athleitc-Rayo. / JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

El regalo de comunión a un niño canario: su primer partido en San Mamés

Gorka López ha viajado con su familia desde Las Palmas a Bilbao para ver el Athletic-Rayo

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO Bilbao

Gorka López Bordón lo tenía claro. Este niño de Las Palmas pidió como regalo de comunión un partido del Athletic en San Mamés. Gorka (se llama así por el que fue portero del Athletic Iraizoz) tiene 9 años y es el crío más feliz del mundo. Hoy se estrena en el campo con el duelo de los de Ernesto Valverde ante el Rayo.

Entrará en San Mamés junto a sus padres Juan López (integrante de la peña Artemi Athletic de Gran Canaria) y Obdulia Bordón, sus hermanos Obdulia (que luce una camiseta que empleó Beñat en un partido) y Hugo, sus tíos Eliseo Bordón y Natalia Rodríguez y su prima Daniela. Todos enfundados con equipaciones rojiblancas.

El padre de Gorka es hincha del Athletic por tradición familiar. Su progenitor era rojiblanco y la transmitió su pasión por el club, que él ha trasladado a su vez a sus hijos. Juan López muestra con orgullo una foto de la comunión de su hijo: la hizo con el escudo del Athletic en la solapa y la instantánea muestra al chiquillo besándolo.

Manu Lezama, hijo del mítico portero rojiblanco, contactó con ellos por Facebook y hace de guía turístico. «He estado dos veces en San Mamés. pero siempre en el viejo. Hicimos ayer la visita al campo y es un espectáculo», dice el padre. Gorka, con su camiseta rojiblanca y una bufanda, sólo tiene un sueño: que su regalo de comunión acabe con triunfo del Athletic.