«Mi renovación es cuestión de un minuto»

Gaizka Garitano, en un entrenamiento en Lezama. /E. C.
Gaizka Garitano, en un entrenamiento en Lezama. / E. C.

Gaizka Garitano afirma que su continuidad es pura formalidad: «El club quiere que siga y yo quiero seguir. No hay ningún problema»

Robert Basic
ROBERT BASICBilbao

Gaizka Garitano no pierde ni un segundo de su tiempo en pensar sobre su futuro como entrenador del Athletic, que se resolverá en un abrir y cerrar de ojos y con un apretón de manos. «El club me ha comunicado que quiere que siga y yo quiero seguir. Es una cuestión de un minuto o de dos minutos. No hay ningún problema», ha comentado esta tarde en Lezama, donde el equipo ha completado el último entrenamiento antes de volar este viernes a Girona. El técnico deriotarra ha abordado con suma naturalidad el tema de su renovación y ha confirmado que el año que viene se sentará en el banquillo de San Mamés. «Es muy sencillo», ha dicho y tratado este asunto como una mera formalidad, como lo que es. Lo que le preocupa es el partido de este viernes en Montilivi porque «nos vamos a jugar muchos puntos en una semana» que, en su opinión, definirá el rumbo de los rojiblancos en la Liga y sus aspiraciones europeas.

Hace poco, el presidente Aitor Elizegi expresó su deseo de mantener a Garitano «tres años» en la dirección del equipo. El deriotarra ha tirado del humor y ha recordado que «en el Dépor también me lo dijeron y a los diez días me echaron. En el fútbol solo existe mañana. ¿A qué hora es el partido? ¿A las nueve? Es lo que te evalúa. Si pierdes eres un desastre y malísimo, y si ganas te quieren renovar cinco temporadas. Así funcionamos los entrenadores. Pasas de ser muy bueno al peor que hay en el mundo. Vivimos en el alambre». Eso sí, ha reconocido que en el Athletic las cosas se hacen de otra manera y ha replicado con un «ojalá que sí» cuando se le ha planteado la posibilidad de seguir varias campañas al frente del conjunto rojiblanco.

«No me fío de nadie»

Garitano ha subrayado que ahora se jugarán las opciones europeas en «poco tiempo y no podemos despistarnos. Cada partido hay que afrontarlo como una final porque en las últimas diez jornadas la gente no está para muchas bromas». Ha advertido de que Girona, Levante y Getafe «van a marcar» el futuro continental del Athletic y ha recordado que «aún no tenemos la permanencia certificada». Como no podía ser de otra manera, y con el duelo de Montilivi entre ceja y ceja, ha destacado la figura del goleador Stuani y la altura de los centrales del Girona. «No me fío de nadie, solo de mi equipo».