Borrar
El último partido del Athletic en San Mamés fue hace un mes ante el Alavés. EFE
Entre la resaca de la Copa emerge la carrera por la Champions

Entre la resaca de la Copa emerge la carrera por la Champions

San Mamés ·

Un Athletic aún eufórico y vacío por los festejos debe aparcar el recuerdo de la gabarra para ganar a un Villarreal que apura el milagro de Europa

Robert Basic

Bilbao

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Domingo, 14 de abril 2024, 00:47

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

No será fácil competir este domingo en un San Mamés que entrará en trance una vez más para homenajear al campeón en el campo de batalla. El Athletic brindará la Copa a un estadio a reventar –hace días que no hay entradas–, atravesará el pasillo de honor, recibirá los aplausos, escuchará los gritos de su entregada afición, recogerá todo el cariño del mundo y luego lo verá todo amarillo. Enfrente aguarda un Villarreal de Marcelino García Toral que quiere aprovechar el estado festivo en el habitan los rojiblancos desde hace seis días y apurar el milagro de Europa. Sabe que jamás dispondrá de más facilidades que ahora para llevarse un buen resultado de Bilbao.

Y no porque los muchachos de Ernesto Valverde no darán batalla, que lo harán, sino porque su paseo por las nubes, las emociones a flor de piel, los homenajes, la fiesta interminable y el recuerdo del 'día de la gabarra' aún anidan fuertes en su memoria, atada al recuerdo de la Copa y a la jornada histórica del jueves. Apenas han entrenado en condiciones –libraron el lunes y el martes y luego se juntaron entre la tarde del miércoles y la de este sábado para intentar hacer algo–, pero entre la resaca del 25º título asoma la carrera por la Champions. La victoria del Atlético frente al Girona obliga a los rojiblancos a sumar los tres puntos si no quieren que la cuarta plaza se aleje a cinco. Quedan ocho jornadas y la plantilla ha asumido el intento de meterse en la mejor competición de clubes del mundo.

El Athletic está haciendo una temporada extraordinaria. Al éxito en la Copa hay que sumar una gran Liga, que precisa de un remate final de campanillas. Será complicado precisamente por el legado de la Copa, por el alivio histórico y generacional que supuso, pero ver de cerca la zona Champions obliga a partirse el alma por ella. «Tenemos que aterrizar, bajar de la nube, aterrizar antes de las cinco porque si no, el Villarreal nos va a aterrizar a las seis y media», avisó Valverde. El equipo suma la friolera de 56 puntos de los 90 posibles (62,2%), solo ha perdido seis encuentros en todo el campeonato de la regularidad y ganado 16, por lo que se impone un último esfuerzo en busca del premio.

Galarreta y Yeray, bajas

Dar con el once titular de Txingurri es una misión imposible, hasta él mismo apurará para ver en qué condiciones está cada soldado de la tropa y luego confeccionar la alineación. Lo que está claro es que Ruiz de Galarreta es baja por sanción y Yeray por lesión, mientras que Vesga es duda por un golpe. Eso sí, Unai Simón estará bajo palos y a partir de ahí... ya se verá. El Villarreal viene de perder solo un partido de los últimos diez en la Liga –contra el Atlético– y de sacar 19 de los 30 puntos posibles (63,3%).

Marcelino no podrá contar con los lesionados Coquelin, Foyth y Bailly. Ahora bien, cuenta con un Sorloth en racha –14 goles en Liga y tres en Europa– y un Parejo en forma. El Athletic está obligado a cambiar de chip y bajar a la tierra, donde aguarda la batalla por la Champions.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios