Zarraga despeja el peligro del área de Unai Simón en la final de la Supercopa ante el Real Madrid. / athletic

Resaca de un torneo muy particular

Reflexiones sobre las promesas, el VAR, los pitos y el mérito de la filosofía

Jon Agiriano
JON AGIRIANO

Más allá del disgusto por una nueva final perdida, el Athletic debe sacar buenas conclusiones de esta Supercopa. Al fin y al cabo, perder con el Madrid no deja de ser algo lógico. Ancelotti ha construido un equipo multiusos, capaz de ganar por pasiva, activa o perifrástica; al menos a sus rivales en la Liga española. Habrá que verlo ante los

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ahora puedes acceder a todo el contenido por solo 3€ el primer mes