Bilbao Athletic

Reto mayúsculo para el Bilbao Athletic ante el Real Unión

El filial rojiblanco, tras dos derrotas consecutivas ante Celta B y Valladolid Promesas, espera mejorar sus prestaciones este sábado en Lezama

JAVIER BELTRÁN

La pegada sigue siendo la asignatura pendiente del Bilbao Athletic, superado por dos filiales como Celta B y Valladolid Promesas las dos últimas jornadas y que se planta ya con ciertas urgencias este sábado (17 h.) ante el histórico Real Unión, con la flecha hacia arriba, en las instalaciones de Lezama. Las ocasiones claras marradas en los primeros minutos en el anexo de Zorrilla todavía escuecen en la plantilla bilbaína, consciente de la exigencia mayúscula que atesora esta endiablada Primera RFEF que cumple su novena cita.

Imanol de la Sota, que sabe que debe perseverar en su doble reto de formar jugadores para la élite y paralelamente no descolgarse de la zona noble, ahora mismo muy alejada con este puesto quince en el Grupo I, sigue padeciendo las bajas por lesión de Ewan Urain, Jon Guruzeta y Víctor San Bartolomé, mientras que Kortazar ya jugó en el tramo final ante el filial pucelano y Andoni Tascón podría entrar en la lista una vez aparcadas sus molestias en el cuádriceps. Un alivio ante tantas ausencias en punta de lanza, obligando a reubicar a Artola de falso 9. «Hay que aprender de lo que ha pasado, servirá para que los jugadores que consigan superar las dificultades se refuercen», subraya De la Sota en el manejo de su joven plantilla. Agirrezabala y Nico Serrano, que se entrenaron el jueves con la primera plantilla, serán de la partida ante el conjunto blanquinegro.

Delante, un reencuentro con el excachorro Aitor Seguín, que comentaba sobre el Bilbao Athletic, al que conoce de sobra de haber entrenado con muchos de sus componentes en la recuperación de su dilatada lesión de rodilla, felizmente resuelta, aseveraba a este periódico que «aunque el Real Unión tiene 15 puntos y el Bilbao Athletic lleva 8, es muy pronto, es prematuro saber dónde quedará cada uno», subraya y ensalza a su sucesor en el extremo izquierdo, Nico Serrano: «Tiene características para poder explotar», señala. No duda en apuntar a Capelete y Oyarzun como los dos jugadores más en forma del Real Unión, al los que habrá que atar en corto. «Creo que vamos a ganar, iremos con todo a implantar nuestro estilo», zanja el extremo eibartarra, formado en Lezama a donde regresa como un reto en su carrera a sus 26 años.

Desde el club fronterizo se va a habilitar un segundo autobús para el desplazamiento a Lezama de los aficionados interesados en cruzar la A8. Un Real Unión con mucha experiencia y fiabilidad en sus filas con los Irazusta, Kijera, Llamas, Kun o Pradera, que aterriza en la factoría rojiblanca espoleado por el 2-4 en Calahorra y tras haber noqueado al afamado Deportivo en la anterior jornada. Padece la baja por lesión de Carlos Bravo, que debe ser intervenido quirúrgicamente del hombro izquierdo. Curiosamente, ha vencido en cuatro partidos y perdido otras cuatro, sin conocer el empate.