Este contenido es exclusivo para suscriptores

Tu suscripción anual por 59,40€ al año. ¡Últimos días! para llevarte un lote de productos Ortiz

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

El Athletic, ante el reto de remontar en la Copa con los menos habituales

Jugadores del Athletic realizaron ayer el último entrenamiento antes de medirse esta noche al Sevilla. /Borja Agudo
Jugadores del Athletic realizaron ayer el último entrenamiento antes de medirse esta noche al Sevilla. / Borja Agudo

El club rojiblanco cierra los octavos de final de la Copa ante el Sevilla reforzado por el triunfo dominical y con el propósito de intentar sorprender y levantar el 1-3

ROBERT BASIC

El Athletic aún camina por las nubes tras la convincente victoria liguera del domingo y la agradable sensación de que la vida puede ser mucho más fácil y atractiva de lo que ha sido hasta ahora. Los rojiblancos desactivaron al Sevilla con un fútbol gremial, solidario y compacto, que acabó solidificándose con dos golazos de Iñaki Williams. Solo tres días antes, el Sevilla había pasado por encima de los bilbaínos en la Copa, en la que la segunda unidad no funcionó como estaba previsto y los andaluces se anotaron un cómodo 1-3 que piensan gestionar hoy en el Sánchez Pizjuán. Los hombres de Gaizka Garitano, que volverá a modificar la composición del once inicial respecto a su última versión, sin olvidar además que el fin de semana aguarda un Villarreal hundido en el pozo de la clasificación, saltarán al césped sin apenas presión y con el compromiso de intentar obrar un pequeño milagro. Levantar un marcador tan adverso constituye una misión casi imposible, pero con el pulso ya más o menos regular y la confianza al alza buscarán sembrar de dudas la pasarela por la que piensa cruzar el cuadro de Pablo Machín.