Una revolución fallida

Vesga, en un momento del partido./Fernando Gómez
Vesga, en un momento del partido. / Fernando Gómez

Las entradas de Balenziaga, Vesga y De Marcos no han dado el resultado esperado por Garitano

Antonio Santos
ANTONIO SANTOS

Gaizka Garitano no es un entrenador al que le gusten demasiado los cambios. Aunque tampoco es de los que les gusta revolucionar la alineación titular partido tras partido. En la pasada temporada no repitió una sola vez el once. En esta campaña solo ha hecho una vez. Como mucho mueve una o dos piezas. Pero el bloque principal se mantiene. Eso era la norma hasta ahora. Porque este año el técnico de Derio está optando por modificar sus alineaciones. En Leganés, revolucionó el once al colocar de salida a Herrerín en portería -sentó a un Unai Simón que es el Zamora de la Liga-, dio minutos a Unai Núñez, dio el mando del equipo a Beñat y apostó por Larrazabal en la banda.

Este domingo, ante el Celta, ha vuelto a apostar por introducir novedades en el esquema. Uno de los cambios era obligado por la lesión de Yuri, que en el partido de San Mamés contra el Valencia sufrió una luxación de hombro y deberá permanecer de baja un mes. Garitano ha colocado a Balenziaga en su puesto, con lo que se ha estrenado esta campaña. También ha debutado esta campaña Vesga, que ha entrado en el centro del campo junto a Dani García. Asimismo, en la banda ha situado a un Óscar de Marcos que ha vuelto al césped tras superar su lesión. El resultado de estos cambios no ha sido bueno. En un encuentro trabado y sin apenas ocasiones, los rojiblancos han encajado su segunda derrota consecutiva tras un gol de Aspas validado por el VAR. Ahora llega el parón de selecciones y el momento de mejorar para recuperar la senda perdida hace dos jornadas.