Sabin Merino asume que tendrá pocos minutos con Berizzo y se va cedido al Leganés

Merino en un partido la temporada pasada./E. c.
Merino en un partido la temporada pasada. / E. c.

El futbolista del Athletic ya intentó la pasada campaña hasta en dos ocasiones ir cedido a otro equipo

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Sabin Merino jugará hasta final de temporada en el Leganés, primer rival del Athletic esta campaña en San Mamés al que los rojiblancos ganaron 2-1 con un gol de Muniain en el descuento.

El futbolista del Athletic ya intentó la pasada campaña hasta en dos ocasiones ir cedido a otro equipo, pero las dos veces José Ángel Ziganda le dijo que tuviera paciencia porque contaba con él. Sin embargo, jugó menos que nunca (18 partidos) y por primera vez en sus tres campañas como rojiblanco no anotó.

Con la llegada de Eduardo Berizzo, el vizcaíno vio una posibilidad de reivindicarse y rechazó ofertas para salir cedido -entre ellas la del propio Leganés- porque sus dos objetivo eran trabajar para abandonar el ostracismo y ganarse la renovación de su contrato que concluye en 2019. Por ello su marcha cuando el mercado de verano toca su fin se interpreta como la muestra clara de que el técnico no le habría garantizado continuidad.

Sabin Merino (Urduliz, cumplió 26 años en enero) estaba destinado a ser uno de los relevos de Aduriz. Llegó al primer equipo con una excelente tarjeta de presentación, 18 goles en su último ejercicio en el filial, la 2014-15. La primera campaña estuvo a la altura de las expectativas. La cerró con siete goles en 38 partidos. Para el recuerdo quedan una asistencia a Aduriz en el 4-0 de la Supercopa al Barça y el tanto que eliminó al Olympique de Marsella en la Liga Europa.

En abril de 2016 sufrió una lesión que le mantuvo inactivo el resto de la campaña. Y en 2017 fue operado de pubis y cuando se recuperó una lesión de tibia le tuvo dos meses de baja.

 

Fotos

Vídeos