Borrar
José Manuel Astorga, 'Piru'.
«Sacamos la trainerilla para remar junto a la gabarra. Vi a tres metros a Dani, Goiko, De Andrés...»

«Sacamos la trainerilla para remar junto a la gabarra. Vi a tres metros a Dani, Goiko, De Andrés...»

'Piru', el que fuera el primer remero del club de Deusto, recuerda cuando salieron a la ría a acompañar al Athletic en el 83 y en el 84

T. Nieva

Lunes, 1 de abril 2024, 07:27

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«¿Qué, salimos con el Athletic a 'escoltar' a la gabarra?». Y salieron. Dos bateles y una trainerilla del Club de Remo de Deusto, que se había fundado en una lonja de Zorrozaurre en 1981 (hoy está en San Ignacio). «Pusieron carteles buscando remeros y yo me presenté el primero porque vivía arriba», cuenta José Manuel Astorga (Bilbao, 57 años), 'Piru' para quienes le conocen, entonces un 'tirillas' de 50 kilos que oficiaba de patrón. «Era martes, 3 de mayo de 1983, y dos días antes el Athletic había ganado la Liga en Las Palmas». En el colegio les dieron fiesta para poder ver la gabarra, que surcaba la ría por primera vez, una ría «sucia, oscura y que olía a galipó». Salió de nuevo al año siquiente (1984), para celebrar el doblete de los rojiblancos (Liga y Copa del Rey). Y otra vez sacó 'Piru' la trainerilla.

«Fue algo espontáneo, natural... No como este año, que está todo tan encorsetado. Recuerdo que remábamos junto a la gabarra y que teníamos a tres metros a esos jugadores que en aquellos años eran como súper héroes. Sarabia, Goiko, Dani, De Andrés, que era elegancia pura... Nos gritaban: '¡Chavales!', nos daban las gracias... Aquello fue maravilloso».

Un momento histórico que entonces que no sabían que fuera tal. «Nos parecía que todos los años íbamos a ganar un título. Que igual que llegan las vacaciones en junio o las navidades en diciembre, por mayo saldría siempre la gabarra. No imaginábamos que íbamos a tener que esperar cuarenta años... Eso con suerte, claro».

Y vaya si se le ha hecho largo. «Por entonces yo tenía 16 años y todos los chávales éramos del Athletic, aunque la mayoría fuésemos hijos de emigrantes, que mi madre es asturiana y mi padre gallego. El Athletic era el equipo de tu ciudad y no había otras variantes. Al Real Madrid le ganábamos bien en aquella época, aunque el Barcelona andaba muy potente. Pero no veías a niños con la camiseta de Maradona, por ejemplo, como hoy ves a tantos con la de Messi o Ronaldo. Veías alguna camiseta del Athletic si tenías suerte de que te la hubieran traído los Reyes».

O una bufanda, que José Manuel todavía guarda una medio raída. «Antes el fútbol estaba menos profesionalizado, pero luego empezó a entrar dinero y se empezaron a hacer equipos a golpe de talonario. Yo no quiero eso para el Athletic». Prueba de que los tiempos ya no son aquellos 80 son los preparativos para la gabarra, que saldrá el día 11 si gana el Athletic. «Hace cuarenta años igual salimos cien barquitos a la ría. Mira, yo soy ese de ahí». Muestra 'Piru' una foto borrosa en el móvil, una captura de una de las imágenes que se publicaron en los periódicos. «Si entonces hubiera habido redes sociales habríamos salidos en doscientas mil fotos». Igual que aquellos que iban en la zodiac y se metieron entre la gabarra y el remolcador. «¡Qué susto! No sé cómo no les pasó nada».

Se acuerda por cierto 'Piru' del nombre del remolcador: «El 'Amaia', igual que la que hoy es mi mujer». Otra ribereña (los vecinos de la mal llamada isla de Zorrozaurre siguen reivindicando el nombre original de Ribera de Deusto) con la que lleva compartiendo 35 años de fútbol en San Mames.

A todas las finales

«He ido a todas las finales que ha perdido el Athletic: Valencia, Madrid, Barcelona... Pero este año no me ha tocado entrada y no iré a Sevilla. Creo que me voy a perder la única final que va a ganar. No me importa. Irá mi hijo Imanol, que es súper forofo. Quiero que sepa lo que es que el Athletic gane un título, que pueda vivir lo que viví a su edad».

Él lo verá en San Mamés. «Iré a comer con amigos al Kerren, en Indautxu. Nos da suerte porque cada vez que vamos gana el Athletic. Luego, unos potes en Pozas... y a cruzar los dedos».

Si gana se hará una foto simbólica en el 'Korosti', una pequeña embarcación que tiene junto a sus amigos Iván, Gori e Iñaki y que todavía tienen en tierra. «Es un barco precioso de 1972 que estaba destrozado y abandonado en una huerta. Llevamos dos años arreglándolo y pronto lo sacaremos a la ría». No será para acompañar a la gabarra. «La veremos pasar desde casa», que tienen balcón en primera fila mirando a esa ría que ya no huele, a la ría donde se bañaba de niño, donde tantas veces se tiró a recoger los balones que se caían mientras jugaba al fútbol.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios