Borrar
Las gradas de San Mamés presentan un aspecto excelente en casi todos los partidos de Liga y de Copa. Manu Cecilio
San Mamés gana 50.000 espectadores en un año gracias a una subida de asistencia del 6%

San Mamés gana 50.000 espectadores en un año gracias a una subida de asistencia del 6%

Gradas llenas ·

Al Athletic lo ha visto una media de 46.112 aficionados, 2.624 más que en 2023, lo que se traduce en una ocupación del estadio del 86,5%

Robert Basic

Bilbao

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Viernes, 31 de mayo 2024, 01:05

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Athletic acaba de cerrar una temporada memorable tanto dentro como fuera de los terrenos de juego. A la conquista de la Copa, del quinto puesto en la Liga y del trofeo Zamora se une el triunfo de la grada, donde la afición también ha completado un ejercicio histórico. La asistencia a San Mamés ha crecido un 6% respecto a la pasada campaña, lo que se ha traducido en una afluencia media de 46.112 espectadores, 2.624 más si se compara con la del curso anterior (43.488). La masa social ha respondido a la mil maravillas y nunca ha dejado solo al equipo, que ha competido en perfectas condiciones ambientales en La Catedral. Entre sus paredes se han dado cita un total de 876.131 seguidores en el campeonato de la regularidad, 50.000 más respecto al último registro liguero. Un aumento notable que, unido a los datos de la Copa, permite al estadio rojiblanco romper por primera vez el techo de un millón de asistentes (1.024.378) en una temporada.

Uno de los objetivos de la junta directiva de Jon Uriarte tenía que ver con el aumento de asistencia en San Mamés. El equipo de gobierno ha trabajado a través de las bonificaciones para los socios –mayor presencia en el campo, más ventajas en el sorteo de las entradas, y al revés–, montajes de espectáculos los días del partido en la explanada del campo y pedagogía continua sobre la necesidad de ceder el carnet en el caso de no poder asistir al encuentro. En su programa electoral, los actuales rectores de Ibaigane se propusieron llegar como mínimo al 85% de ocupación en la temporada 2026-2027. Pues bien, La Catedral ha cerrado este curso liguero con un 86,5%, punto y medio por encima de las previsiones fijadas para dentro de dos-tres años. La hinchada responde casi siempre, hasta fuera de los fines de semana, con una fidelidad a prueba de balas tanto en la Liga como en la Copa.

No hay ninguna duda de que la buena marcha del Athletic ha sido determinante para que las cifras se disparen hasta máximos históricos. Tanto es así que apenas hay cuatro estadios de Primera con un mayor porcentaje de ocupación que el de San Mamés, y solo uno de ellos cuenta con un aforo mayor que el bilbaíno. Es el Santiago Bernabéu, que encabeza esta clasificación con un 88,9%. Le siguen Mestalla (87,8%), Mendizorroza (87,7%) y Vallecas (86,7%), este último prácticamente empatado con San Mamés. Algo parecido ocurre con las asistencias medias, donde a los 46.112 parroquianos de La Catedral los mejoran únicamente los seguidores madridistas (72.061), del Atlético (59.121) y del Betis (51.259). El rendimiento del equipo en casa, con una derrota y 42 puntos sumados de los 57 posibles (73,7%), explica en gran medida el excelente ejercicio de los hombres de Ernesto Valverde. El empuje de la grada tiene que ver mucho en ello, con una afición que suele acudir en masa. Más allá de Bilbao, conviene recordar que unos 70.000 hinchas rojiblancos invadieron Sevilla en la final de Copa.

Campos que suben y bajan

El incremento anual de afluencia del 6% es la quinta mayor marca de la Liga. Por delante del Athletic se sitúan los campos del Mallorca (18,6%), Villarreal (9,4%), Girona (9,1%) y Valencia (6,9%). También crecen los del Atlético (5,9%), Betis (3%), Rayo Vallecano (1,8%), Cádiz (1,6%) y Osasuna (0,2%). Aquí no se contabilizan los casos del Real Madrid, Barcelona y Celta, al igual que los de los ascendidos Alavés, Las Palmas y Granada por no tener comparación válida con el curso anterior. Los blancos y los celestes vienen de un estadio en obras –el Madrid pasa de los 56.664 a los 72.061 espectadores, y los vigueses de los 14.425 a los 20.039–, mientras que los culés han pasado del Camp Nou al Montjuic por el mismo motivo. De ahí que sus cifras no sean representativas. Los campos que pierden aficionados son los del Sevilla (-1,65%), Real Sociedad(-1,6%), Getafe (-1,2%) y el descendido Almería (-0,3%).

El Athletic ha jugado 22 partidos en San Mamés entre Liga (19) y Copa (3). El récord de asistencia se produjo ante el Atlético en el torneo del k.o., disputado el 29 de febrero, cuando los rojiblancos se metieron en la final ante 52.061 espectadores. Dicho de otra manera, solo quedaron 1.270 asientos sin ocupar. En cuanto al campeonato de la regularidad, la plusmarca del curso 2023-2024 se registró en el derbi contra la Real Sociedad (51.475). El podio lo completaron los choques ante Barcelona (50.295) y Villarreal (50.061). Por su parte, la peor entrada del año se produjo con motivo de la visita de la UD Las Palmas, con 39.471 personas.

Si se hace una media entre Liga y Copa, La Catedral devuelve una cifra de 46.563 fieles. Y otro dato más: si el aumento anual ha sido del 6%, este número se dispara de forma considerable si se compara con el de la temporada 2018-2019, la última antes de las restricciones implantadas por la pandemia. Entonces el promedio fue de 39.784 asistentes por choque, 6.779 hinchas menos, por lo que el incremento respecto a este período es del 16%.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios