Quique Sánchez Flores ha sustituido a Míchel al frente del Getafe. / efe

Sánchez Flores pronostica un partido «muy físico y competido»

E. C.

La llegada de Quique Sánchez Flores al banquillo del Getafe ha supuesto un golpe de esperanza para el club azulón, que ve más cerca la posibilidad de reengancharse a la salvación después de golear al Cádiz y empatar con el Mallorca. Cuatro puntos y dos porterías a cero apuntan una mejoría que el entrenador del Getafe confía en prolongar es

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Aprovecha esta oferta, suscríbete 3 meses por solo 12€, ahorras un 40%