Un saque neutral de los que no se olvidan

El árbitro le da el balón al portero Vaclik tras desdecirse de un penalti a Mercado que no era

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

¿Un sainete en el Pizjuán? Si no fuera por lo que se está jugando el Athletic, lo ocurrido en el minuto 65, cuando Beñat dispara y el balón rebota en el brazo pegado al cuerpo de Mercado daría para un guión cómico. Porque el árbitro Sánchez Martínez ha debido de inventar un concepto nuevo del saque neutral. Y no sólo eso. Todo lo que ha precedido este momento ha sido surrealista.

Primero, por la decisión del árbitro de pitar un penalti más que discutible a Mercado, decisión seguida por una amarilla al jugador sevillista por protestar. El tiempo transcurrido con la consulta del VAR le ha dado emoción a una jugada de la que poco podía decirse, salvo que razonablemente no merecía la pena máxima, como así ocurrió al final. Pero, como se suele repetir en estos casos, lo mejor, o lo peor, según se mire, estaba por llegar. Sánchez Martínez no pita córner, lo que reclamaba el Athletic porque el balón se fue por la línea de fondo, sino que da un saque neutral, pues había pitado el penalti antes de que la pelota saliera del campo.

Y el saque neutral fue... En fin, con los jugadores hablando, el árbitro le da el balón prácticamente a Vaclik, el portero sevillista. Todo el mundo se queda descolocado. Mercado, con una tarjeta. Otra innovación arbitral.