Sesión por la mañana y tarde libre en Alemania

Los jugadores, durante el entrenamiento de este martes por la tarde. / Juan Echeverría

Garitano concede este miércoles la única tregua a los futbolistas durante esta semana de concentración en Marienfeld

Juanma Mallo
JUANMA MALLOEnviado especial. Marienfeld

Gaizka Garitano levantará este miércoles una pizca el pie del acelerador de la intensidad que capitaliza estos días del Athletic en Marienfeld. Sí, por la mañana hay entrenamiento en uno de los campos FIFA del recinto del hotel Klosterpforte, pero por la tarde dejará libertad a los futbolistas para que hagan lo que deseen. Es la medida entre apretar para llegar de la mejor manera posible al inicio de temporada, y aportar espacio para que las piernas descansen y la mente se aleje por unas horas de la hierba y del fútbol.

Eso sí, el que no ha dado tregua es el calor. Ni mucho menos. La temperatura a las ocho de la mañana era todavía más alta que este martes, por lo que hoy tocará sudar a los jugadores rojiblancos. De hecho, ayer, en una imagen poco habitual, pidieron hacer los estiramientos a la sombra después de más de una hora y media entrenando con el balón bajo un sol de justicia.

Por cierto, la buena noticia de este martes es que Iñigo Martínez ya ha empezado a tocar balón. Lo hizo en la sesión matinal -por la tarde la plantilla realizó un circuito físico, con varias postas, para terminar con esprints a lo largo del campo-, después de calentar con Iñigo Lekue, el otro lesionado, que sigue al margen. El central de Ondarroa realizó controles con la pelota, desplazamientos, luego golpeos en corto y para terminar pases en largo. Poco a poco, el vizcaíno camina hacia la recuperación.