Suplemento por los 50 años de Lezama

EL CORREO ofrece mañana a sus lectores un cuadernillo especial de 12 páginas que van desde el origen hasta el futuro del corazón del Athletic

EL CORREO

A las 10:30 de la mañana del 27 de enero de 1971 el primer equipo del Athletic se entrenó por primera vez en Lezama con un par de directivos como únicos testigos. Fue una inauguración de bajo perfil, pero 50 años después, las instalaciones de Lezama se han covertido en el corazón del Athletic, el lugar donde crecen los jóvenes que sueñan con alcanzar la gloria y convertirse un día en leones. Mañana se cumple medio siglo del primer entrenamiento de los rojiblancos, y EL CORREO aprovecha la ocasión para ofrecer un suplemento a sus lectores donde se cuenta desde el origen del proyecto hasta el Lezama del siglo XXI. 12 páginas donde se concentra medio siglo de historia de una idea destinada a ser centro de entrenamiento del primer equipo y que con el paso de los años se ha convertido en el alma del Athletic, su razón de ser y el sustento de su filosofía.

En esa docena de páginas con fotos inéditas del estreno y los primeros días de trabajo, los lectores se encontrarán con un reportaje de Juan Carlos Latxaga donde explica cómo Félix Oraa presentó en 1969 a los socios un proyecto que pasó casi desapercibido. También cómo para buscar modelos en los que inspirarse para impulsar Lezama, el Athletic mandó a su gerente José Ignacio Zarza por toda Europa. Y alguien le habló de unas instalaciones en Vichy, que fueron el modelo a seguir para las instalaciones del Txorierri.

Jon Agiriano reflexiona en el cuadernillo sobre el orgullo que supone hoy en día para el Athletic y sus aficionados Lezama, pero también cómo en cada cambio de mandato en Ibaigane aparece siempre el debate del mejor modelo a seguir en el trabajo de cantera. Javier Ortiz de Lazcano se centra en el nuevo Lezama, en la inversión para mejorar las instalaciones.

Y el suplemento de los 50 años se completa con entrevistas a Andoni Ayarza, director deportivo adjunto del club, Julen Guerrero, Javier Clemente, Isma Urtubi, José Mari Amorrortu y Eli Ibarra, quien relata la notable importancia que ha adquirido en la factoría rojiblanca el fútbol femenino. Un mito como Txetxu Rojo pone el cierre del cuadernillo para recordar sus vivencias como futbolista en Lezama, pero también como entrenador de la cantera antes de dar el salto al primer equipo.