Un entrenamiento con Susaeta como centro de atención

Un entrenamiento con Susaeta como centro de atención
Efe

El rojiblanco se ha entrenado esta mañana bajo un aguacero, arropado por sus compañeros y el presidente del Athletic antes de leer el comunicado sobre su marcha

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

Markel Susaeta se ha despedido informalmente del Athletic, oficialmente lo hará el 30 de junio, bajo una copiosa lluvia en Lezama, antes de comparecer ante los medios arropado por la plantilla y el presidente del club, Aitor Elizegi. Ha sido esa liturgia rojiblanca la que ha alterado una mañana por lo demás normal, en la que media hora antes del entrenamiento los campos estaban vacíos y apenas se contaban dos miembros del cuerpo técnico de la primera plantilla colocando los monigotes sobre el césped. Si había que buscar algo que simbolizara que los futbolistas profesionales pasan por los equipos, incluso los que han rebasado el listón de 500 partidos, pero los clubes permanecen era una jornada como la de hoy. Fue un día más en la 'factoría' rojiblanca, salvo por la expectación que despertaba la convocatoria del jugador de Eibar, doce temporadas en el Athletic que concluyen con un embrollo un tanto raro, que venía de atrás y que ha explotado a un par de jornadas de finalizar la Liga. «Las formas no han sido buenas, tenía que haber salido mejor», ha dicho Óscar, del barrio bilbaíno de Santutxu, que ha seguido la sesión del Athletic.

Susaeta ha saltado al césped sobre las 10.30 horas con una sonrisa de oreja a oreja, acompañado por Beñat, ambos en un segundo grupo de jugadores. En ese momento ya se ejercitaban los porteros y habían llegado unas decenas de seguidores del Athletic, entre los que se encontraban un puñado de alumnos de Lantegi Batuak de Derio y unos cuantos habituales de las matinales de Lezama. Todo el Athletic ha estado al lado de Markel, incluidos Areso y Sancet, del Bilbao Athletic, con la única excepción de Williams, que ha salido media hora más tarde y ha iniciado una serie de ejercicios por su cuenta. «Aquí han faltado las formas», ha asegurado Santi, aficionado de Trapagaran mientras seguía las evoluciones de los futbolistas. «Notificar la despedida con un comunicado, como ha pasado con Markel, Itu o Rico, es no haber estado a la altura de la generosidad de estos chavales».

Intenso en algún lance

Garitano y su equipo han dirigido la sesión con Aitor Elizegi presente en la banda. Los jugadores han practicado rondos por grupos, en uno de los cuales se podía ver a un siempre sonriente y relajado Susaeta con Iturraspe, Aduriz y Rico. Los ejercicios, circulación de balón especialmente, han ido cambiando hasta concluir en un partido del que el de Eibar ha permanecido al margen, en la otra parte del campo, aunque se ha mostrado intenso en algunos momentos, chocando en algún lance con sus compañeros.

La sesión, a la espera de recibir al Celta, hubiera sido normal si no fuera por la masiva presencia de medios de comunicación, que escudriñaron los movimientos y gestos de los jugadores y estaban atentos a cada uno de los movimientos de Susaeta. «Espero que se pueda jugar el domingo en San Mamés y la afición pueda despedirlo como se merece», ha declarado Óscar, el aficionado de Santutxu. En Lezama, en realidad, ya lo homenajearon con un gran cartel con ocasión de su medio millar de partidos. Esta mañana dos niños lo han aguardado a él y al resto de jugadores para que les firmaran unos cromos y fotografías. Una despedida de corazón.