Susaeta recibe el homenaje de San Mamés

Susaeta, junto a Txetxu Rojo, José Ángel Iribar y Joseba Etxebarria, en el homenaje de este domingo en San Mamés. / Fernando Gómez

Iribar, Rojo y Etxeberria, tres de los cuatro jugadores que le superan, participan en un tributo al eibarrés por sus 500 partidos con el Athletic

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

El Athletic han rendido esta tarde en San Mamés un merecido tributo a Markel Susaeta, el quinto jugador en la historia del club que alcanza los 500 encuentros con la camiseta rojiblanca. La entidad presidida por Aitor Elizegi ha querido aprovechar el partido contra el Betis, el primero en su hogar después de que el capitán rebasara esa mágica barrera hace una semana en el Sánchez Pizjuán en el partido de vuelta de la Copa del Rey.

Ibaigane planeó a conciencia el acto para que fuera un momento maravilloso, emocionante, para un futbolista que ha hecho del trabajo callado, sin estridencias, y sin la necesidad de un extraordinario reconocimiento su signo de identidad. El jugador ha estado arropado por sus compañeros, por el público, pero también por tres de los cuatro hombres que se colocan en la cúspide de encuentros con el equipo vizcaíno. José Ángel Iribar (614 duelos), Txetxu Rojo (541) y Joseba Etxeberria (514) acudirán a La Catedral para aplaudir al futbolista eibarrés. Se ha ausentado Andoni Iraola (510), que ha excusado su presencia.

El partido 500

Día 16 de enero. Partido de vuelta de la Copa del Rey, octavos de final. Sánchez Pizjuán. Ocho y media de la noche. González González da inicio al partido que permitió a Susaeta acceder, por derecho propio,al panteón de las leyendas del Athletic. Arranca, como titular, su choque 500, cinco centenas desde aquella tarde de septiembre de 2007 en la que se inició la maravillosa historia de «Susa» en la elite. Desde entonces, sin hacer ruido, el futbolista ha ido alcanzando cotas, ha rebasado a históricos jugadores y se ha colocado en la cumbre de esta peculiar institución.

Al día siguiente de ese efeméride, de derribar ese inmenso muro, Susaeta se encontró con una sorpresa en Lezama. Se había colocado una pancarta, que el domingo quizá se traslade a La Catedral, en la fachada que recibe cada mañana a los futbolistas para aplaudir su «gesta»: «Zorionak, kapitaina. 500 partida zuri-gorriz». Estaba firmada por todos sus compañeros, que aplaudieron a rabiar cuando el eibarrés salió del interior del edificio y se encontró con el detalle. A partir de ahí, todo fueron felicitaciones.

De compañeros, de futbolistas del equipo femenino, como Garazi Murua, Ainhoa Tirapu, Erika Vázquez, del técnico Joseba Agirre, acompañado de Iraia Iturregi y su segundo Ángel Vélez «Moska», e incluso de Ernesto Valverde. «Zorionak Markel Susaeta por convertirte en una leyenda en el Athletic. 500 partidos no está al alcance de muchos. Disfruta del momento, disfruta de todo lo conseguido, que lo has hecho con tu esfuerzo y todo merecimiento. Y zorionak, otra vez«, le dedicó el hombre que le tuvo cuatro temporadas a sus órdenes.

En su espectacular carrera en el primer equipo, ha contado con seis entrenadores –Caparrós, Bielsa, Txingurri, Ziganda, Berizzo y Garitano–, y todos le ha colocado en el césped a este jugador que, de cara al exterior, siempre ha apostado por ofrecer un perfil bajo. Sin embargo, dicen los que le conocen que, cuando los focos se apagan, es bromista, toma la palabra. Otra persona, vamos.

Y este domingo, poc antes del duelo contra el Betis, ha padaleado otro día emocionante, singular, que el Athletic desea que se convierta en inolvidable. Por eso, ha echado mano de dos leyendas como Iribar y Rojo, y de un futbolista que ha dejado un profundo calado en la afición rojiblanca, Etxeberria, que han participado en este tributo al trabajador callado, incansable, a «Susa».