Álex Berenguer, durante un partido con el Athletic. / El correo

«Tenemos armas para hacerle daño a la Real Sociedad», avisa Berenguer

Cree que no hay que volverse «loco» por dos empates seguidos porque con un par de victorias «te metes arriba»

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

Aunque el invierno irrumpe al fin en el calendario, el derbi calienta la temperatura futbolística en el Athletic. Le espera el sábado (21.00 horas) la Real Sociedad en el estadio donostiarra. El tópico dice que estos partidos son especiales, distintos por el ambiente que generan entre las aficiones. Álex Berenguer asiente, pero defiende que para los jugadores rojiblancos debe «ser como un encuentro normal», «tan importante como los otros». Se pone en juego el mismo botín: tres puntos. Y está convencido de que el Athletic «tiene armas para hacerle daño a la Real».

«Todos los partidos son importantes. Será un duelo bonito, como todos los derbis. Tenemos que ir como vamos siempre a los encuentros, a ganar. No es un compromiso más importante que otro», subraya el jugador rojiblanco. La Real Sociedad llega en forma. También el Athletic, al que sólo le falta puntería.

El conjunto de Ernesto Valverde logró seis goles ante el Eldense en la Copa, pero se quedó a cero frente a Osasuna en el último capítulo de esta Liga. «Es un tema de acertar. Tenemos nuestras ocasiones, pero no las aprovechamos», apunta Berenguer. «El día del Eldense pudimos macar aún más goles. Ante Osasuna, en cambio, no acertamos».

La puntería es clave, es uno de los parámetros que establecen la jerarquía entre los equipos que aspiran a objetivos como acceder a plazas europeas. ¿Es posible afinar el punto de mira? «Entrenando puedes ensayar tiros a portería, pero al final ese tipo de acciones suceden en dos segundos... un mal control, un mal tiro...». En los entrenamientos, las balas son de fogueo; en el campo, en cambio, todo es fuego real. Berenguer confía en que el Athletic vuelva a llenar el saco de anotaciones. Cuestión de tiempo, apuesta.

Esa falta de acierto también la ha sufrido él esta campaña. Cuando no atinaba de cara a la portería ya dijo que iba a evitar obsesionarse. Y ahora, superada la sequía, suma seis tantos repartidos entre la Copa y la Liga. «Me ha venido bien no agobiarme con eso y confío en que lleguen muchos goles mas».

Ve sólido al Athletic, un equipo difícil de batir. «Desde el primer partido se vio que cuando perdemos el balón apretamos rápido con la presión e intentamos recuperar (la pelota) en el campo del rival. Creo que estamos haciendo las cosas bien», asegura sin conformarse. «Y podemos ir a más. En lo que queda de primera vuelta y en la segunda intentaremos mejorar el rendimiento que hemos mostrado en estos dieciséis partidos», se propone. Esa meta también se la autoimpone, ahora que lucha por ser titular. «No he mantenido el nivel de los dos primeros meses de la temporada, pero tampoco se puede hablar de bajón», matiza.

La Real, un equipo sin prisa

Sobre el próximo rival, Berenguer ve «bien» a la Real. «Llevan varias campañas buenas. Tienen un juego de toque, sin prisa para llegar a la portería. Pero nosotros tenemos nuestras armas y les podemos hacer bastante daño», insiste convencido del juego y la presión de los rojiblancos.

La Real es un adversario directo en la lucha por un puesto europeo. El conjunto donostiarra viaja tercero en la Liga, tras el Barça y el Madrid, con 32 puntos, seis más que el Athletic. Aun así, Berenguer no ve este derbi como una final. «Quedan muchos partidos. Estamos bien. Por dos empates no hay que volverse locos. Ganando dos encuentros te metes arriba», anima tras las igualadas ante el Betis y Osasuna. En el Reale Arena espera la primera oportunidad para el despegue del Athletic, que ahora es séptimo y no ocupa plaza europea. «Quedan veintidós partidos. Esto es muy largo», advierte el futbolista rojiblanco «Vamos a seguir en la pelea».