El divertido test entre los hermanos Williams: ¿quién es el más quejica?, ¿el más desobediente? y ¿el más dormilón?

Los jugadores rojiblancos opinan sobre su personalidad a través de un cuestionario

EL CORREO

¿Quién es más desordenado?, ¿más quejica? y ¿más dormilón? Un divertido test publicado en la cuenta de Instagram del Athletic nos permite conocer un poco más a Iñaki y Nico Williams. Los hermanos responden a varias preguntas sobre su personalidad y sobre cómo se ven el uno al otro.

En muchas ocasiones han manifestado el orgullo que sienten por sus padres y todo lo que han hecho por ellos. La primera pregunta va por ahí. ¿Quién es más de ama? Cada uno se apunta a sí mismo. ¿Y del aita? Los dos coinciden que es Iñaki.

Según el cuestionario, el hermano mayor es el más desobediente y picón de los dos, mientras que ambos están de acuerdo en que el pequeño se lleva la palma en desordenado y quejica. Además, coinciden en que Nico es el que más come y duerme. Sobre quién es más divertido no se ponen de acuerdo porque los dos se apuntan el tanto entre risas.

Ambos coinciden en que Iñaki era el que mejor se portada de pequeño, aunque el jugador matiza que a él no le pillaban en sus travesuras. Entonces, ¿a quién crees que le caían más broncas? Ambos se atribuyen ese 'mérito', aunque el hermano mayor asegura que «para nada», que todas las broncas iban para él.

Los dos hermanos han disfrutado este año de un viaje juntos a Ghana, el país africano de donde proceden sus padres acompañados de la novia de Iñaki, Patricia Morales. «Mis ancestros, mi sangre», escribió Iñaki en un post de Instagram. De padre ghanés y madre liberiana, nunca ha ocultado sus orígenes humildes. Todo lo contrario. El delantero rojiblanco, nacido en Bilbao, ha ensalzado siempre que ha podido a sus progenitores, María y Félix, que escaparon de la pobreza de Ghana prácticamente con lo puesto en busca de un futuro mejor. Su marcha fue un auténtico vía crucis desde que salieron de Acra para después cruzar el Sáhara a pie, en lo que fue un auténtico infierno con temperaturas abrasadoras. «Sufrieron mucho. Dejaron gente atrás, tuvieron que enterrar gente atrás, tuvieron que beber hasta su propia orina», ha rememorado en diversas ocasiones.