Trabajo físico y 25 hombres para abrir la semana con vistas al partido frente al Valencia

Entrenamiento de hoy en Lezama./Borja Agudo
Entrenamiento de hoy en Lezama. / Borja Agudo

Solo Aduriz y Lekue se han entrenado al margen del grupo esta mañana en Lezama, donde la defensa titular y Dani García y Beñat han acabado ensayando movimientos y salidas

Robert Basic
ROBERT BASIC

Después de dos días de descanso, la plantilla del Athletic ha regresado esta mañana a los entrenamientos en Lezama y lo ha hecho en una jornada de claro perfil físico. Gaizka Garitano ha compuesto un circuito en el que conjugaba el balón con ejercicios de fuerza y potencia y en el que han participado 25 hombres. Los únicos que han trabajado al margen han sido Aritz Aduriz e Iñigo Lekue, quienes se han ejercitado con una hoja de ruta propia. El resto del equipo se ha divertido y sudado a partes iguales y completado una sesión de aproximadamente hora y media de duración.

Los buenos resultados y la generosa cosecha de puntos –22 de los 33 posibles desde que el deriotarra se ha sentado en el banquillo de San Mamés– se traducen en un ambiente distendido y relajado, en el que los futbolistas no paran de intercambiar bromas. Eso sí, atentos a las consignas de Garitano. En la parte central del entrenamiento se han ensayado acciones, aperturas a banda, centros y remates, mientras que en la recta final se ha disputado un partidillo con cuatro porterías pequeñas.

Mientras tanto, Lekue y Aduriz trabajaban en solitario. Tras recuperarse de una fractura en el tobillo, el lateral tuvo que ser intervenido de la espalda en diciembre y hoy se le ha visto hacer carreras de mucha intensidad. El delantero, por su parte, sigue con el plan previsto y, de acuerdo con el último parte médico del club, si todo va bien podría integrarse en el grupo a mediados de marzo. En cualquier caso, habrá que ir poco a poco y observar la evolución del donostiarra y también del bilbaíno. La sesión ha terminado con los cuatro defensas titulares –Capa, Yeray, Iñigo y Yuri– y Dani García y Beñat haciendo movimientos de salida y de circulación de balón bajo la supervisión de Garitano. Antes de empezar, solo les ha pedido «cinco minutos de concentración». Los rojiblancos volverán a entrenarse mañana a partir de las 10.30 horas y de nuevo a puerta abierta.