Jaume Costa abraza al ya recuperado Iñigo Ruiz de Galarreta antes de un partido. / EL CORREO

Las tres resurrecciones de Ruiz de Galarreta

El medio del Mallorca, criado en Lezama, supera una tercera rotura de rodilla. «No juego con miedo, disfruto»

Robert Basic
ROBERT BASIC Bilbao

Las rodillas le han traicionado tres veces a Iñigo Ruiz de Galarreta. Tres. Lo han hecho, además, del peor modo posible, en forma de roturas de ligamentos cruzados, estallidos que anticipaban meses de sufrimiento y silencio. Son sensaciones que conoce bien el centrocampista del Mallorca, diamante pulido y criado en Lezama, quien se resiste a perd

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores