Txetxu Rojo, la elegancia

Su rebeldía le dio disgustos, pero siempre fue elegante dentro y fuera del campo. Discreto y sensato, siempre tomó la mejor decisión para el Athletic

JON RIVAS

Txetxu Rojo era la elegancia hecha futbolista, pero en realidad, era la elegancia sin aditivos, y con eso basta. Si los ángeles jugaran al fútbol, lo harían como Rojo, escribió alguien a mediados de los setenta. «Chechu es el jugador que más se parece a mí», confesaba Panizo, el futbolista elegante cuando el fútbol era sudor y barro.

¿Y c�

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores