Txetxu Rojo: la persona más allá del mito

Le conocí cuando llamaba al periódico para dictar sus columnas. Y ahí nació una amistad que me permitió disfrutar de una persona enorme

IGOR BARCIA

En casi 26 años de profesión no recuerdo haber asumido el protagonismo de la primera persona para contar mis impresiones. Y si lo hago ahora es porque es mi forma de homenajear a un amigo. No es que lo diga yo, que también. Es que así lo hacía Txetxu cuando en uno de nuestros muchos encuentros fuera del periódico me tenía que presentar. «Es

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores