Borrar
Athletic Club
El último gran partido en San Mamés de Iker Muniain

El último gran partido en San Mamés de Iker Muniain

El navarro fue el protagonista de una eliminatoria de Copa

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Jueves, 25 de abril 2024, 01:27

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Iker Muniain deja el Athletic con 557 partidos disputados, el segundo en el ranking histórico por detrás de José Ángel Iribar, que se pueden convertir en 563 si disputa los seis duelos que restan para terminar un ejercicio en el que su equipo mira la Champions. Pero, ¿cuál ha sido el último gran encuentro del capitán navarro en San Mamés, el estadio que le adora y que le despide con gritos de «Iker, Iker» cada vez que es sustituido?

Hay que retroceder dos años y unos meses en el calendario. Hasta enero de 2022. Al día 20, para ser más exactos, cuando todavía las mascarillas aparecían en la grada de La Catedral. Fue un partido de octavos de final de la Copa del Rey, unos días después de perder la final de la Supercopa contra el Real Madrid.

Nolaskoain y Berenguer celebran con Muniain el triunfo; el gol de penalti, decisivo, a Ter Stegen; y otro celebración. Athletic Club
Imagen principal - Nolaskoain y Berenguer celebran con Muniain el triunfo; el gol de penalti, decisivo, a Ter Stegen; y otro celebración.
Imagen secundaria 1 - Nolaskoain y Berenguer celebran con Muniain el triunfo; el gol de penalti, decisivo, a Ter Stegen; y otro celebración.
Imagen secundaria 2 - Nolaskoain y Berenguer celebran con Muniain el triunfo; el gol de penalti, decisivo, a Ter Stegen; y otro celebración.

El rival, el de que casi siempre en el torneo del k.o., el Barcelona. Y Muniain decidió echarse el equipo a la espalda. Liderar un triunfo conseguido en la prórroga. No habían pasado ni dos minutos cuando Nico Williams se internó por la banda derecha, centró hacia el área y encontró al navarro, que hizo magia. Paró la pelota con la izquierda. Y con la derecha se sacó una vaselina que Ter Stegen, pese a su estirada, no pudo ni tocar. 1-0 para el Athletic.

La euforia invadió San Mamés. «Iker, Iker». Anotó el primero y entonces sacó la varita para dirigir al equipo. «Dio criterio al juego de ataque del Athletic y con el marcador a favor, guardó el balón todo lo que pudo», destacó EL CORREO al capitán.

Pero todavía quedaba la prórroga, forzada sobre la bocina por Pedri. Antes, había sacado la falta que había servido a Iñigo Martínez para adelantar a los bilbaínos en el minuto 84. Pero el tinerfeño igualó el duelo en el 93 y había que disputar una prórroga. ¿Y quién apareció?

Pues Iker Muniain. Un penalti por mano de Jordi Alba que anotó el navarro en el minuto 106. Fue su última gran noche. Cuando San Mamés se volvió a rendir al capitán.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios