Borrar
Athletic
El Unai Gómez más juguetón en la fiesta del Athletic: le chupa la oreja a Jauregizar y Herrera le regaña

El Unai Gómez más juguetón en la fiesta del Athletic: le chupa la oreja a Jauregizar y Herrera le regaña

El de Bermeo se lo pasó en grande durante la gabarra: debutó hace pocos meses, se ha consolidado en el primer equipo y ya tiene su primer título

Viernes, 12 de abril 2024, 10:42

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Unai Gómez fue, junto con Muniain, el alma de la fiesta de ayer. El joven bermeotarra se lo pasó en grande durante el recorrido de la gabarra. Se quitó la camisa, saltó como nadie en el barco, cantó hasta más no poder... un auténtico 'showman', tal y como se vio el pasado martes cuando se fue de fiesta con sus compañeros por el centro de Bilbao.

El joven centrocampista estuvo muy pegado a su amigo y compañero Jauregizar, con quien dio el salto al primer equipo a principios de temporada. Se llevan de maravilla y ayer disfrutaron juntos de su primera gabarra con tan solo veinte años.

El dúo bermeotarra, que comparte cuadrilla, dejó momentos en la celebración que difícilmente se olvidarán. En pleno acto institucional en el Palacio foral, mientras la diputada general, Elixabete Etxanobe, daba su discurso, Unai se acercó por detrás a Jauregizar y le chupó la oreja. Una broma entre amigos que resultó muy divertida, pero... no era el momento. Ander Herrera, uno de los veteranos del vestuario, vio lo sucedido y regañó al joven Unai. Y para evitar mayores tentaciones, se lo llevó lejos de su amigo.

Unai Gómez y Jauregizar lo dieron todo en la gabarra.
Unai Gómez y Jauregizar lo dieron todo en la gabarra. IG

La verdad es que Unai Gómez disfrutó de lo grade. Sin camisa, dándolo todo en la gabarra, un par de horas antes ya había surtido de cervezas a sus paisanos de Urdaibai en una de las traineras que acompañaban a los jugadores.

El joven bermeotarra se ha ganado a pulso a la afición. Ya había dejado momentos de gloria para el equipo, como aquel gol sobre la bocina frente a la UD Las Palmas. Y gestos entrañables, como cuando se le cayeron las lágrimas al celebrar su primera diana en la Catedral, frente al Betis. Pero, sin duda, las dos acciones que quedarán en la memoria colectiva de la hinchada rojiblanca son las vividas en la final de Copa, cuando se jugó el tipo contra Samu Sánchez y Muriqi. En dos saltos se llevó dos golpes tremendos, uno con brecha incluida. Sorprendió cuando después de recibir unas cuantas grapas en la cabeza tras un fuerte choque con Muriqi, fue a por más y no se cortó al rematar balones de cabeza.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios