Unai López despierta la única sonrisa

Unai López agradece su apoyo a la afición en Madrid./
Unai López agradece su apoyo a la afición en Madrid.

Tras casi seis meses sin jugar en la Liga, el guipuzcoano cumple ante el Rayo y en Madrid y se hace un hueco en los planes de Garitano

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

46 minutos han provocado un vuelco en la situación de Unai López, que ha pasado de ser uno de esos futbolistas que casi nunca leían su nombre en las convocatorias de Gaizka Garitano a convertirse en una de las buenas noticias de este tramo de la Liga en el que el Athletic no termina de encontrarse sobre el césped. Resurgió hace diez días contra el Rayo, por la lesión de Dani García, después de que su último encuentro en la Liga fuera el 27 de octubre contra el Valencia. Mostró descaro, se atrevió a lanzar a puerta y fue una chispa de aire fresco en un equipo que se encontraba en el césped ante un correoso cuadro vallecano. El domingo, en la derrota contra el Madrid, apareció a falta de un cuarto de hora y desatascó -dentro de los límites que un equipo sin rumbo puede permitir- a una escuadra que deambulaba por el Bernabéu, que pasó con pena sobre el césped del estadio blanco.

En este sentido, la recuperación para la causa del centrocampista guipuzcoano -solo seis futbolistas han jugado menos- se produce en el momento preciso debido a que Dani García, el fijo para el técnico deriotarra en la sala de máquinas, se perderá el resto de temporada. Necesitaba sumar piezas a este puzle, más allá de Beñat y San José, y Unai ha sabido aprovechar su oportunidad, al contrario de lo sucedido con Ander Iturraspe.

Hacía casi seis meses que este futbolista que logró el ascenso a Primera la pasada temporada no jugaba en la Liga. Berizzo le concedió su última oportunidad: un escaso minuto frente al Valencia. Y precisamente frente a su exescuadra ha jugado el único encuentro completo este ejercicio, en el partido de la primera vuelta (1-1, en Vallecas). Desde aquella tarde contra el cuadro ché en San Mamés, había desaparecido, salvo en la vuelta de Copa contra el Sevilla -los únicos minutos concedidos por Garitano a este profesional-, con una eliminatoria que ya había quedado resuelta en La Catedral. De hecho, solía tirar el deriotarra de Iturraspe para completar las convocatorias cuando le faltaba una de sus tres piezas en el centro del campo -Dani, Beñat y San José-, hasta que en el último choque en Bilbao, ante los de Jémez, le situó en la lista. Y cumplió durante más de media hora. Y eso le permitió continuar entre los elegidos para viajar al Bernabeú.

Posibilidad de ser titular

En Madrid, en menos de quince minutos, ofreció dos buenas asistencias desde la banda derecha. Poco había que hacer entonces, pero protagonizó los mejores instantes del Athletic en el estadio blanco. De hecho, en una semana con tres partidos - y si se tiene en cuenta que Beñat, salvo excepciones, no entra en los planes del técnico para jugar 90 minutos- puede adquirir todavía más protagonismo y ser titular.