Unai López: «Solo me marco ir entrenamiento a entrenamiento»

Unai López: «Solo me marco ir entrenamiento a entrenamiento»

A dos días de recibir al Barça, el centrocampista da por hecho que su equipo tendrá que empezar el curso con intensidad: «Tenemos que salir a morderles»

LUIS CALABOR NÚÑEZ

A tan solo dos días de recibir al Barça y de empezar la Liga, Unai López se muestra confiado con lo que puede dar esta temporada y con lo que se le puede pedir al equipo. Sabe de la exigencia que tendrán que mostrar en esta primera jornada liguera. «Todos nos venimos arriba cuando viene el Barcelona. Es un partido especial y los conocemos, tenemos que salir a morderles», explicó en la comparecencia de prensa tras el entrenamiento matutino, a puerta cerrada.

El nuevo número 8 del cuadro bilbaíno se medirá el viernes a Ernesto Valverde, el técnico que le hizo debutar en aquella eliminatoria de Champions contra el Nápoles. «Su paso aquí fue muy importante, y para mí es un partido especial por ser el entrenador que me hizo debutar», reconoce. Aunque no esté Leo Messi, la estrella del cuadro culé, sabe lo que tendrán delante, pero también el apoyo que recibirán: «El equipo que viene se encuentra siempre con un equipo hostil, y eso a nosotros nos hace venirnos arriba»

«Estoy trabajando en mejorar los conceptos defensivos»

Al centrocampista de Rentería se le presenta una temporada importante. Todo apunta a que partirá en el doble pivote con Dani García, y reconoce que ha ido trabajando, sobre todo, los «aspectos defensivos», que antes «le costaban más». Recordó su paso por el Rayo, hace dos campañas, donde jugaba en una posición similar a la que parece que tendrá esta temporada. «Es parecido pero tenía más libertad con Fran Beltrán en el doble pivote. Entre Garitano y mis compañeros los voy asimilando».

Restó importancia al hecho de que hace un año también empezase de titular, en ese caso con Eduardo Berizzo, y luego desapareciese. «Parece que todos los años son cruciales para mí. Luego la temporada es muy larga», explica. Admitió, como lo ha hecho en otras intervenciones, que pasó un año difícil, pero del que aprendió «mucho» y en el que, a pesar de todo, se encontraba «tranquilo». Rememora que eso le vino bien, para marcarse el objetivo de ir «entrenamiento a entrenamiento», como marca la pauta general de su equipo: la cautela. «Con el grupo no tenemos miedo de marcarnos objetivos, pero hemos aprendido que la clave pasa por el día a día».

También tuvo palabras para Williams. Hace varios días, subió una imagen que data de 2015 para felicitar al delantero rojiblanco por su reciente renovación, cuando ambos estaban debutando. «Hemos cambiado mucho estos años, y nos ha tocado vivir tanto cosas buenas como malas», reconoció, felicitando a su compañero de equipo por la ampliación de contrato. Unos meses más tarde de esa imagen, el Athletic ganó 4-0 en la Supercopa ante, precisamente, su rival del viernes, hecho del que hoy se cumplen cuatro años: «Todos nos acordamos porque fue un momento inolvidable. Ojalá se repita, pero no será fácil». No es la primera vez que reciben al equipo blaugrana en las primeras jornadas de Liga. En las últimas cuatro campañas, se han medido con los catalanes dos veces en agosto.

Aunque buscando precedentes, es obvio que el choque de febrero, que acabó con empate a cero en La Catedral, está más reciente. «No se si será parecido a ese partido porque es totalmente impredecible. Ojalá que ellos también tengan que sufrir como nosotros», ha señalado.