Simón y Ramos se saludan al acabar el partido. / reuters

Luis Enrique echa un capote a Simón

El portero del Athletic debuta como titular en el empate de España ante Holanda, en un partido en el que también salió de inicio Iñigo Martínez

Antonio Santos
ANTONIO SANTOS

Unai Simón recordará el 11 de noviembre de 2020 como el día en el que debutó como titular con España. El seleccionador, Luis Enrique, decidió ayer echar un capote al portero del Athletic y lo colocó de inicio en el amistoso ante los Países Bajos en una alineación plagada de los menos habituales. El técnico asturiano respalda así a un guardameta que el pasado domingo fue uno de los protagonistas de la derrota rojiblanca en Valladolid. Un error suyo provocó el penalti con el que los pucelanos se adelantaron en el marcador. El arranque de la temporada para Simón (Vitoria, 23 años) está siendo tan gris como el de sus compañeros en el cuadro bilbaíno; nada que ver con el enorme nivel que exhibió en las dos últimas temporadas.

1 Países Bajos

Bizot, Hateboer (Dumfries, min. 46), Veltman, Aké (Blind, min. 6), Wijndal, Frenkie de Jong (Klaassen, min. 46), Wijnaldum (De Vrij, min. 46), Van de Beek, Berghuis (Stengs, min. 46), Luuk de Jong y Depay (Babel, min. 79).

1 España

Unai Simón, Bellerín, Eric García (Ramos, min. 86), Iñigo Martínez, Gayà (Reguilón, min. 29), Koke, Rodri, Canales (Marcos Llorente, min. 72), Gerard Moreno (Ferran Torres, min. 62), Morata (Dani Olmo, min. 62) y Asensio (Adama Traoré, min. 62).

  • goles: 0-1: min. 18, Canales. 1-1: min. 47, Van de Beek.

  • árbitro: Davide Massa (Italia). Amonestó a Reguilón y Dani Olmo por España y a Van de Beek por Países Bajos.

  • incidencias: Amistoso disputado en el Johan Cruyff ArenA a puerta cerrada.

Es precisamente en este contexto cuando Luis Enrique le concede la titularidad. El guardameta del Athletic ha sido un fijo en todas las convocatorias de la selección desde que el técnico asturiano lo incluyera en una lista el pasado 20 de agosto, el mismo día en el que Ibaigane anunciaba la ampliación de su contrato hasta 2025. No había tenido, sin embargo, la oportunidad de estrenarse bajo los palos de La Roja. El seleccionador lo considera en la actualidad el tercer guardameta del equipo nacional, tras De Gea y el muy cuestionado en el Chelsea Kepa. Precisamente Luis Enrique tuvo en el anterior parón por compromisos de selecciones un detalle con el portero de Ondarroa, al darle la titularidad en un amistoso contra Portugal, cuando ya era suplente en el equipo londinense.

Simón se estrenó ante Holanda, en un once plagado de novedades. Junto al rojiblanco estuvo en el eje de la defensa Iñigo Martínez, que regresaba por vez primera a una convocatoria en esta segunda etapa de Luis Enrique al frente de España. Ambos rojiblancos fueron, además, dos de los cinco jugadores que disputaron el partido completo.

Respecto al encuentro, la selección logró al fin un resultado positivo en Países Bajos tras cuatro derrotas y se llevó un empate de un choque que sirvió para cargar la moral ante un rival de primer nivel, ver en acción a muchos de los futbolistas que regresaban tras un tiempo de ausencia y permitir el estreno como internacional de Marcos Llorente. Más allá de eso, escasas conclusiones de un duelo marcado por las variaciones en la alineación y el habitual carrusel de cambios en el que acaban convertidos todos los amistosos. España fue mejor durante algunos tramos, pero la 'Oranje' acabó mejor.

Dos puntas juntos

El encuentro sirvió además para ver a dos puntas juntos en la alineación titular, en busca del gol del que la selección viene careciendo desde hace tiempo. De partida sin Ramos, al que Luis Enrique reservó para los duelos decisivos de la Liga de Naciones, Eric García e Iñigo Martínez tenían la complicada misión de hacer que la ausencia del capitán no se notase, algo que lograron en líneas generales.

España comenzó dominando, y su control se vio pronto reflejado con el gol de Canales. Pero el tanto pareció servir de acicate para Países Bajos, que se estiró ante un equipo de Luis Enrique que fue perdiendo frescura y agradeció la llegada del descanso. Pero nada más volver al césped, los anfitriones, con hasta cuatro cambios, materializaron su mejoría con el empate de Van de Beek. De ahí al final, los cambios desdibujaron el choque, que en el tramo final asistió a un acoso local que siembra alguna duda a la espera de los partidos decisivos que el equipo encarará en la Liga de Naciones.