Unai Simón solo ha encajado cuatro goles en siete jornadas. / efe

Athletic

Unai Simón: «Octubre va a ser determinante para ver que queremos estar arriba»

El guardameta admite que hasta ahora se ha ganado a «rivales de la zona baja» y avanza que los siguientes compromisos marcarán en qué franja de la tabla se moverá el Athletic durante la temporada

Robert Basic
ROBERT BASIC Lezama

Unai Simón analiza la situación del Athletic de un forma precisa y desapasionada, apegado a la realidad del fútbol, los resultados y las pruebas que están por venir. Entiende la euforia generada en el ambiente rojiblanco tras un comienzo casi perfecto del equipo, con 16 puntos sumados de los 21 posibles y un registro goleador envidiable, pero invita a andar con los pies de plomo, conservar las señas de identidad y pelear hasta el final por el objetivo de Europa. Lejos de amurallarse detrás de los números y lanzar las campanas al vuelo, que ahora mismo suenan hermosas y ruidosas, el portero considera que llega el momento de la verdad. «Octubre va a ser determinante para ver que queremos estar ahí arriba», ha comentado este martes en Lezama. El guardameta internacional, que será titular en el Mundial de Catar, considera que tanto él como sus compañeros están ante una prueba clave que calibrará la fortaleza del bloque. Los bilbaínos se medirán en poco más de tres semanas a Sevilla, Atlético, Getafe, Barcelona y Villarreal y ahí se testará la solidez futbolística del conjunto entrenado por Ernesto Valverde.

El Athletic ha sacado petróleo de las siete jornadas iniciales, en las que se ha medido a adversarios asequibles como Mallorca, Cádiz, Elche, Almería, entre otros. Simón lo asume y lo reconoce, pero también pide que se valore el resultado. «No vamos a negar que al final de la temporada estos equipos van a estar en la parte baja de la tabla, pero hay que ganarlos, competir, dar la talla y demostrar que queremos estar arriba en la clasificación y cumplir con el objetivo prometido al comienzo del año», ha comentado en referencia a acabar entre los seis mejores. Por eso recalca que ahora se verá la verdadera dimensión del equipo, en duelos ante «rivales de categoría Champions». En este sentido, el alavés ha recalcado que aguarda un «octubre complicado. Al final de este mes se verá dónde estaremos situación de cara al resto de la campaña». De esta manera tan natural ha expresado que toca aprobar un examen que dará una imagen mucho más ajustada del nivel que pueden dar los bilbaínos en sus compromisos con los contrarios que aspiran a títulos y distintivos internacionales.

Como es lógico, Simón entiende que la gente esté entusiasmada y con ganas de viajar por Europa tras cinco años de invisibilidad continental. «Es normal que estén ilusionados. Vamos terceros en la Liga, y no solo por eso, sino porque estamos haciendo un gran juego. Octubre va a ser determinante», ha incidido, no sin explicar que todo lo que ocurre en el entorno rojiblanco es entendible debido a las buena sensaciones del equipo. «Nos hemos marcado el objetivo de Europa. Vamos a estar tranquilos. Cuando acabe este mes con rivales de Champions, hablaremos. Me encanta que la gente por la calle hable de la Champions, que se emocione con la posibilidad de escuchar su himno en San Mamés, pero vamos a ser cautos. Llevamos siete jornadas. Va a haber tramos en los que generemos dudas y no pasará nada porque ni ahora somos tan buenos ni seremos tan malos cuando lleguen picos bajos», ha manifestado el portero.

Diferencias Marcelino-Valverde

La defensa del Athletic es la cuarta menos goleada de las cinco grandes ligas, algo que Simón explica por el sistema de juego. Ha manifestado que asumen riesgos y que eso les da resultados. «Tenemos el balón y dominamos, atacamos en el campo rival. Nos generan pocas ocasiones porque el rival está con poca posesión. Hacemos una presión intensa y no dejamos que lleguen a nuestro área. Gracias a la intensidad del equipo recuperamos rápido y sobre todo en el campo contrario», ha argumentado. El Athletic mira siempre hacia arriba y se vuelca con mucha gente, inercia que el portero aplaude. «Con Marcelino defendíamos más replegados, en nuestro campo y saliendo al contrataque, y con Valverde defendemos en campo rival. Tiramos la presión arriba con los delanteros, saltando con los laterales y dejando a los centrales en el uno contra uno. Tenemos defensores muy solventes en el uno contra uno», ha precisado.

Simón ha hablado también de Nico Williams y su incorporación en la selección, donde ha caído de pie y revolucionado al combinado nacional en más de una ocasión. «Es un chaval con una gran personalidad. Es vertical y con ganas de ayudar, poco egoísta. Sabe cuándo pasar y cuándo encarar. Es un futbolista top. ¿Mundial? Eso son palabras mayores para todo el mundo. Nico sabe que debe seguir haciendo las cosas bien». Al igual que él, uno de los fijos de Luis Enrique. Y eso que ha batallado con una lesión en el hombre que le ha dado más problemas de los previstos. «El tema del hombro viene desde enero del año pasado, en la Supercopa contra el Atlético. Tuve momentos bastante críticos en los que lo pasaba mal entrenando y en los partidos. En verano tomamos la decisión de pinchar unos factores en el hombro y no tuvieron el resultado que esperábamos. Empecé la pretemporada apartado del grupo -no jugó ni un minuto-, las fechas fueron bien y llegué a la primera jornada. Ya estoy bien, pero hay que ir con cuidado», ha subrayado.

Después del partido contra el Portugal en el que España se clasificó para la Final Four de la Liga de las Naciones, Simón hizo unas declaraciones en las que aludía a la falta de apoyo de determinados sectores, entre ellos el de la Prensa. «Fuera tenemos pocos amigos y entre nosotros nos tenemos que arropar», dijo en Braga. Este martes no ha querido entrar en más valoraciones de este tipo. «Generó más polémica de la esperada. La gente que apoya a la selección va a animar. En el Mundial necesitamos el apoyo de todo el mundo. Tanto el míster como los futbolistas nos hemos ganado el respeto por el juego y los resultados. Hay que ir todos a una», ha despejado el internacional rojiblanco.