Athletic

Unai Simón: «Solo son dos partidos, no he hecho nada»

Unai Simón durante un entrenamiento en Lezama./Manu Cecilio
Unai Simón durante un entrenamiento en Lezama. / Manu Cecilio

El joven meta alavés se toma con tranquilidad su titularidad y confiesa que había soñado desde niño con «jugar en San Mamés»

ROBERT BASIC

La vida de Unai Simón dio un giro de 180 grados cuando recibió la llamada del Athletic en la que le comunicaban que debía regresar a Bilbao. Todavía con el escudo del Elche en el pecho, club al que le había cedido días antes Ibaigane, hizo las maletas de nuevo y emprendió el viaje de vuelta. Llegó, entrenó y Eduardo Berizzo le comunicó que abriría la Liga como titular. «A las primeras personas que llamé para contárselo fue a mi padre y a mi madre», ha comentado esta mañana en Lezama, donde se ha enterado también que está en la lista de la selección sub'21 confeccionada por Luis de la Fuente, «Es la guinda del pastel, el premio. Ahora tengo que ratificar lo que hago y regresar en la mejor forma posible». En un abrir y cerrar de ojos, el vitoriano ha pasado de ser integrante de un conjunto de Segunda A a debutar en San Mamés y afianzar su sitio en 'La Rojita'. Pero él dice que nada ha cambiado. «Solo han sido dos partidos (Leganés y Huesca), no he hecho nada», ha subrayado el portero.

Simón ha confesado que le sorprendió la noticia de su regreso y más aún la titularidad, que se produjo a raíz de los problemas contractuales de Alejandro Remiro y la decisión del club de apartarle de las convocatorias hasta resolver el asunto de su renovación. El joven meta alavés no ha querido entrar en valoraciones de este movimiento institucional y se ha limitado a hablar de su trabajo y del día a día. «Es un tema personal», ha comentado en relación a la situación del navarro. «Somos compañeros y entreno cómodo y a gusto con él. Me felicita -por sus actuaciones- y nos ayudamos mutuamente. Siempre hay que anteponer el beneficio del equipo», ha retomado el discurso pronunciado ayer por Raúl García. Cuando se le ha recordado que son tres porteros en nómina y que prácticamente nadie lleva colgado el cartel de titular, el vitoriano ha apuntado que «jugar o no es la decisión del míster. Hay que trabajar a tope y los tres estamos en ello».

A Simón no se le olvidará jamás el día que pisó La Catedral consciente de que poco después se pondría entre los tres palos y debutaría ante casi 40.000 personas. «Toda mi vida había soñado con jugar en San Mamés. Salir por el túnel de vestuarios y ver a toda es gente impacta, impresiona. Consigues un sueño y haces lo posible para que vaya bien. Si además las cosas salen de maravilla ganas en confianza y fuerza para afrontar los próximos partidos. Voy día a día y pienso en el siguiente entrenamiento, en el siguiente partido, y en este caso es contra el Real Madrid». Preguntado pos su forma de ser en el campo, el alavés se ha descrito como un futbolista «tranquilo. Es mi forma de ser y lo que encima pide el equipo, que estés calmado y seguro».

 

Fotos

Vídeos