Unai Vencedor, a la espera tras no ser llamado para disputar la pretemporada con el Athletic

Unai Vencedor entrena en Lezama./Juan Echeverría
Unai Vencedor entrena en Lezama. / Juan Echeverría

El jugador de 18 años ha llamado poderosamente la atención de varios clubes ingleses

JAVIER BELTRÁNBilbao

Unai Vencedor no disputará la pretemporada del primer equipo del Athletic, salvo alguna eventualidad, pero cuenta y mucho para Gaizka Garitano y Patxi Ferreira. El organigrama técnico del Athletic, con Alkorta a la cabeza, quiere tenerle activo con el filial que va a gobernar Joseba Etxeberria. Pretenden que el centrocampista de Rekalde dispute muchos minutos la próxima campaña y que pueda debutar en Primera a lo largo de La Liga.

Su presencia en el stage del primer equipo rojiblanco parecía fija, como un guiño a su excelente rendimiento, y para corroborar que el club confía en él como centrocampista de futuro a medio plazo. Sin embargo, la presencia de muchos jugadores en su posición por dentro (Beñat, Dani García, San José, Vesga y Unai López) retrasa, eventualmente, su incorporación junto a Oleaga, Vivian, Villalibre, Sancet, Iñigo Vicente y Larrazabal. De este lote de seis, varios serán cedidos a Segunda División el próximo curso. Mientras, a Vencedor se le quiere tener en la reserva, con calma, dispuesto a apoyar al primer equipo si fuera necesario en cualquier momento. Que a sus solo 18 años continúe su proyección sin interferencias, ni despistes, como ha ocurrido con Villalibre, que ha explotado con 21 años en el Bilbao Athletic para terminar de catapultarse a la élite.

El Athletic y Unai Vencedor sellaron a finales del pasado mes de diciembre una prórroga de su contrato hasta junio de 2023 y una cláusula de 30 millones. El joven centrocampista manejaba ofertas de Inglaterra para varios filiales de la Premier ya que su blindaje se antojaba muy escueto (2 millones). Urgía atarle para evitar cualquier tentación. Su única idea era quedarse en el Athletic. Vencedor ha ejercido de ancla del Bilbao Athletic, con 36 partidos a sus espaldas y dos goles. Un futbolista comparado con el exmediocentro italiano Gennaro Gattuso, que maneja los tiempos, contemporiza o acelera el juego al primer toque. En su debut el pasado curso en Segunda B lo ha corroborado, sin necesidad de pasar la etapa del Basconia como Sancet y Asier Córdoba, los tres de la famosa generación del 2000. Un volante muy competitivo y agresivo en los cortes, alguno inusual actualmente en un futbolista de su juventud, con personalidad, equilibrio y jerarquía.

En los últimos meses, Vencedor había llamado poderosamente la atención de clubes británicos, con uno de ellos, especialmente, más que interesado en abonar su hasta entonces minúsculo blindaje. No han dejado sin embargo de espiar al internacional Sub-19. Tanto Gaizka Garitano como Aritz Solabarrieta dotaron de mando el plaza al excanterano del Santutxu, que ha destacado por su regularidad. En un alarde de precocidad, Vencedor llegó a debutar en Tercera en Mallona con 15 años antes de pasar por el Juvenil de Honor del Athletic. En Segunda B ha lanzado las faltas y cumplido casi dos ciclos de amonestaciones, lo que para tener 18 años deja patente que se trata de un volante de empaque, sin aristas.