Jon Uriarte ha comparecido este jueves por primera vez en calidad de presidente junto con Valverde. /el correo

Jon Uriarte ha comparecido este jueves por primera vez en calidad de presidente junto con Valverde. / el correo

Athletic Club Uriarte admite que aún no tiene al director deportivo y que mantiene «varios contactos abiertos»

El presidente del Athletic evita hablar de posibles fichajes aunque avanza que analizará las «oportunidades que hay en el mercado»

Robert Basic
ROBERT BASIC Bilbao

Jon Uriarte sigue deshojando la margarita del director deportivo, la figura clave de su proyecto para Lezama y el fútbol profesional que todavía no ha sido acomodada en el organigrama de la factoría rojiblanca. El presidente del Athletic, quien ha acompañado este jueves a Ernesto Valverde durante su presentación como entrenador rojiblanco para la próxima temporada -solo ha firmado un año-, ha reconocido en San Mamés que todavía no ha encontrado un sustituto para el mexicano Carlos Aviña, descartado después de confirmarse su autoría de unos mensajes homófobos, sexistas y machistas en las redes sociales que dinamitaron los planes iniciales del empresario. «Tenemos varios contactos abiertos y seguimos en conversaciones. No vamos a tomar una decisión de manera urgente o precipitada. Estamos trabajando en ello», ha comentado el máximo responsable de Ibaigane. «Esperamos contar con noticias en breve, pero sin un plazo definido», ha remarcado en alusión al profesional al que piensa confiar la dirección de la cantera y la cobertura del primer equipo.

En su corta alocución inicial, en la que ha expresado su «honor» por estar junto a Valverde el día en el que se certificaba el comienzo de la tercera etapa de Txingurri en el banquillo de San Mamés, Uriarte ha dado las gracias por los servicios prestados a «Rafa Alkorta y a Joseba Aguirre», quienes han dejado de pertenecer a la estructura del Athletic a todos los efectos. A los dos directores deportivos de los primeros equipos masculino y femenino no se les ha renovado el contrato, mientras que Andoni Ayarza, adjunto a la dirección deportiva y encargado del 'scouting' y captación, seguirá de momento en el club. El nuevo 'número uno' de Lezama decidirá si cuenta con él y, si lo hace, en qué cargo. Lo que está claro es que no tendrá la función que ha desempeñado hasta ahora. «Ha sido una semana muy intensa, en la que hemos tenido que tomar muchísimas decisiones, alguna de ellas complicadas», ha manifestado el presidente en referencia a los tres profesionales de los que acaba de prescindir. «Hay que pasar página», ha acotado. «Empezamos una nueva etapa con Ernesto (Valverde), que pensamos que será muy buena».

Reunión sobre Capa

La mayor cuota de protagonismo se la ha llevado Txingurri, mientras que Uriarte ha preferido ponerse de perfil y no dar pistas relativas a sus planes con la primera plantilla y Lezama. Era una pared contra la que rebotaban las preguntas, despejadas con el argumento de que se tratarán con el entrenador y en el foro correspondiente. El presidente ha eludido concretar sus movimientos y mantenido sus cartas boca abajo. Pero cuando se le ha cuestionado por la posibilidad de reforzar al equipo no lo ha descartado, ni siquiera con el nombre de Jon Moncayola encima de la mesa. En la campaña calificó de «irresponsabilidad» la intención de Barkala de pagar los 22 millones de cláusula del navarro, pero este jueves ha sido menos contundente. Aun así, todo ha quedado envuelto en una neblina de indefinición que, de todos modos, ha permitido intuir algunas puertas entreabiertas. «Tenemos que hablar con Ernesto. Analizaremos todas las oportunidades que hay en el mercado». Esta última frase invita a pensar que no rechaza tajantemente abordar ciertas operaciones si con ellas consigue elevar el nivel competitivo

Uriarte tampoco ha querido pronunciarse sobre la estructura de Lezama ni avanzar algunos nombres para los banquillos del Bilbao Athletic o el Basconia. «Toda la información relativa al staff técnico de los diferentes equipos la vamos a dar en los próximos días», ha despejado. Al carecer de la clave de bóveda, de la figura del director general del fútbol, ahora mismo es Sergio Navarro el encargado de trazar las líneas maestras del organigrama y el proyecto. El director de la cantera trabaja a contrarreloj para ir cuadrando piezas en un puzle al que aún faltan elementos. Y otro nombre ha salido en el transcurso del acto, el de Ander Capa, quien hoy termina contrato y aún no sabe qué pasará con él. El encargado de responder ha sido Valverde. «Lo estamos valorando. Estamos pendientes de una reunión. Yo tengo algo pensado, pero ya lo veremos», ha comentado sobre el lateral y los posibles refuerzos que se podrían gestionar.