El presidente del Athletic, Jon Uriarte, y el nuevo director deportivo, Mikel González, hoy en San Mamés. / MANU CECILIO

Uriarte advierte sobre las renovaciones: «Hay que ser conscientes de la situación económica que tenemos»

El nuevo director deportivo del Athletic dice que «Iñigo Martínez y su entorno saben que queremos contar con él»

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO Bilbao

El Athletic vive un proceso de incertidumbre con tres renovaciones de jugadores claves en el horizonte cuyas negociaciones no han arrancado. Son los casos de Iñigo Martínez, que acaba contrato el 30 de junio, Nico Williams y Oihan Sancet, que lo hacen en 2024. Ninguno de ellos tiene a estas horas una oferta sobre la mesa.

Con déficits en las últimas campañas y la provisión en retroceso (ahora es de 60 millones), la duda es si el club tendrá músculo económico para acometer esas operaciones. Jon Uriarte ha sido claro durante la presentación de Mikel González como nuevo director deportivo. El presidente no va a echar la casa por la ventana alegremente. «La situación del club es de solidez porque tenemos mucha caja en el banco. Somos los mejores en la Liga en ese sentido, pero en las últimas temporadas damos pérdidas años tras año y a la hora de acometer operaciones de fichajes o renovaciones hay que ser conscientes de la situación en la que nos encontramos».

El 'caso Iñigo Martínez' está en su cuenta atrás. Queda un mes y dos días para que el central sea agente libre y, por tanto, se comprometa con el equipo que desee. El Barcelona lo tiene en su agenda y el Athletic comienza a asumir su salida, tanto que ni siquiera le ha presentado una oferta económica. Uriarte ha hablado de la situación del ondarrutarra y, cuestionado en un par de ocasiones por la ausencia de una propuesta de su junta directiva, ha indicado que las negociaciones son cuestiones internas de las que no da detalles.

Jon Uriarte, y Mikel González, posan con José Ángel Iribar, leyenda y uno de los representantes institucionales del club. / MANU CECILIO

El presidente ha insistido en que el deseo del club es que el jugador siga, pero ha deslizado en un par de ocasiones en que su afán debe conjugarse con las posibilidades económicas de la entidad. «Quiero que los mejores jugadores de Euskadi estén en el Athletic siempre que el club y la institución puedan soportar las condiciones que los jugadores demandan. Me gustaría que siguiera con nosotros», ha indicado.

Mikel González, desde ahora máximo responsable del área deportiva, tiene una complicada tarea. El getxotarra, de 35 años, ha indicado que los primeros pasos ya están dados. «Iñigo y su entorno saben que queremos contar con él».