Uribe-Echevarría presenta 4.000 firmas y Elizegi 3.120 en la carrera hacia Ibaigane

Uribe-Echevarría y Elizegi /
Uribe-Echevarría y Elizegi

El aspirante continuista entregó los avales en dos tandas y el cocinero vizcaíno acudió a Ibaigane a última hora de este viernes

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Alberto Uribe-Echevarría y Aitor Elizegi cumplieron este viernes con el primer trámite para optar a la presidencia del Athletic: la presentación de avales. Según sus estimaciones, tanto el excontador de las dos directivas de Josu Urrutia como el cocinero y empresario bilbaíno, pasaron el corte, situado en 2.069 firmas válidas; esto es, el 5% del censo electoral del club rojiblanco compuesto por socios con al menos un año de antigüedad y mayores de 18 años. De forma oficiosa, por tanto, la carrera hacia el sillón de Ibaigane está lanzada, aunque ahora falta que la Junta Electoral examine las firmas puestas encima de la mesa por cada uno de los precandidatos y compruebe su validez y que no haya duplicidades.

El próximo miércoles, el órgano que rige los comicios del Athletic dictará sentencia. Y, salvo sorpresa -una anulación masiva de firmas-, Uribe-Echevarría y Elizegi pasarán a la siguiente fase, esa campaña electoral que concluirá el jueves 27 de diciembre en las urnas. Ese día, los propietarios de un carné eligirán al nuevo presidente.

Noticias relacionadas

De momento, Uribe-Echevarría ha tomado la simbólica delantera por el número de avales presentados: 4.000. Lo hizo en dos tandas, una por la mañana, de 3.300 firmas, y otra por la noche, de 700. Mientras tanto, el presidente de Bilbao Dendak se quedó en 3.120 adhesiones. Llegó a Ibaigane a las 22.30 horas, poco antes de que a media noche suene la campana que decretaba el cierre de una recogida de apoyos express que se ha prolongado durante una semana.

Se baja el telón, por tanto, de un nuevo capítulo en estas elecciones del Athletic que se han convertido en una novela con varias entregas: se han caído aspirantes que ya habían proclamado su intención de postularse al sillón de Ibaigane, como José Antonio Jainaga. Se produjeron también varias negativas dentro de la junta directiva de Josu Urrutia para liderar una alternativa continuista hasta que el 29 de noviembre, jueves, Alberto Uribe-Echevarría dio el paso.

Más tarde, el lunes 3 de diciembre, Aitor Elizegi tomó la decisión de luchar por un «sueño» ser presidente del Athletic. Al día siguiente desveló su «ilusión» por su participación y afirmó que el equipo que le acompañaba -del que todavía solo se saben unos pocos nombres- era mucho mejor que él. Pero el miércoles se desdijo; anunció que no se daban las condiciones adecuadas. No obstante, el viernes rectificó, se echó atrás y convulsionó el panorama electoral. Y ayer, con la entrega de avales, terminó otro episodio. Ahora sólo queda la confirmación oficial de que hay dos candidatos.

 

Fotos

Vídeos