Uribe-Echevarría: «El Athletic está muy vivo»

Manu Cecilio / Ignacio Pérez / Virginia Melchor

El candidato augura una jornada «emocionante e interesante» y confiesa tener «buenas vibraciones», aunque invita a esperar porque el día será largo

Robert Basic
ROBERT BASIC

Alberto Uribe-Echevarría ha ejercido su derecho al voto a las 10 de la mañana y luego ha ofrecido una primera valoración de la jornada electoral, que ha calificado como «emocionante e interesante» y que confía cerrar instalado en la planta noble de Ibaigane. Ha asegurado que «todavía es muy pronto» para construir análisis y valorar el comportamiento de la masa social, que de momento registra la participación más baja desde 2004. 350 personas menos que en 2011. «¿Un punto menos? No es mucho», ha deslizado el candidato, quien se ha felicitado por la afluencia registrada y ha constatado con satisfacción que el «Athletic está muy vivo». No ha querido hablar de pálpitos ni de sensaciones y ha insistido en que los dueños del club son los que deben «tomar la palabra» y decidir a quién quieren confiar la institución hasta 2022. «Ni estoy preocupado ni estoy tranquilo», ha respondido cuando se le ha preguntado por cómo está viviendo el día, del que ha dicho que será «duro físicamente».

Centrado en el tema de la participación, el economista bilbaíno ha resaltado que se trata de un día de labor y por tanto «diferente», aunque ha recomendado tener paciencia y ver cómo evoluciona la jornada. «Se nota que la gente está preocupada, ocupada e ilusionada con el Athletic. Desde mi punto de vista como socio, eso me llena de satisfacción». Poco antes de que depositara su voto en la urna, Uribe-Echevarría ha protagonizado un encuentro con Aitor Elizegi, en el que se han dado la mano y han posado para los fotógrafos y las cámaras de televisión. Cuando se le ha cuestionado por su relación con el cocinero bilbaíno, su rival, y algún cruce de declaraciones un tanto subido de todo protagonizado a lo largo de la campaña, el exdirectivo ha comentado lo siguiente: «Somos socios. Cada uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras. El tiempo decidirá el impacto de determinadas manifestaciones. Es el momento de dejar que decidan los socios, que disponen de información de sobra acerca de los programa, equipos...».

Los dos candidatos no paran de saludar a las personas que acuden a Ibaigane, charlan con ellas, se dan la mano, se abrazan. ¿Qué le dicen a Uribe-Echevarría cuando conversa con ellos? «El que se me acerca es el que me va a votar, me dice 'aurrera', y lo mismo le pasa a Aitor», ha dicho sonriente. A pesar de que no quiere trabajar con sensaciones ni hacer caso a lo que le llega, lo que oye, el candidato continuista ha confesado que tiene «buenas vibraciones». Ha subrayado que vive sin prisa esta jornada electoral y que le da igual enterarse de los resultados poco antes o poco después. «Vamos a aguardar hasta el final, sea lo que sea», ha concluido.

Más información