Urrutia: «Remiro tiene mucho que demostrar»

Urrutia: «Remiro tiene mucho que demostrar»

El navarro está pendiente de renovar y abrirá la Liga como titular, pero esta circunstancia deja frío a Urrutia: «No creo que su situación haya cambiado»

ROBERT BASIC

Alejandro Remiro se pondrá bajo los palos el lunes y abrirá la Liga como titular en el Athletic. La inesperada marcha de Kepa Arrizabalaga y la lesión de Iago Herrerín, a quien ya se le ve en el exterior de las instalaciones de Lezama, variaron la hoja de ruta de un portero que pasó de ser la tercera opción de Eduardo Berizzo a primera, fruto de una serie de carambolas que le darán el número uno ante el Leganés. Incluso se barajaba la posibilidad de renovarle y cederle de nuevo, pero la situación cambió de raíz con el movimiento del meta de Ondarroa y los problemas físicos del bilbaíno. Si el navarro pensaba que ahora estaría en una posición de fuerza a la hora de negociar su nuevo contrato -acaba en junio de 2019-, Josu Urrutia le mandó ayer varios mensajes contundentes en los que dejó muy claro que para nada ha mutado el escenario en el que se mueven las dos partes, el club y el jugador.

El presidente del Athletic habló de la portería rojiblanca y del papel que le ha tocado interpretar a Remiro, un joven de apenas 23 años y sin experiencia en Primera. Cuando se le planteó que los parámetros de la negociación relativa a la renovación del guardameta han saltado por los aires, el deustoarra rechazó esta hipótesis con rotundidad y aseveró que el equilibrio de fuerzas no se ha alterado en absoluto. «No ha cambiado nada», replicó de inmediato y se detuvo en la figura del navarro. «Remiro es un jugador que tiene mucho por demostrar. Ha pasado un año en Segunda A -en referencia a su cesión en el Huesca, conjunto con el que ascendió a la élite- y ha hecho una buena temporada», repasó Urrutia, quien destacó el papel del club en el proceso de aprendizaje y maduración de un chaval que llegó a Bilbao en edad de cadete, hace casi una década. «El Athletic ha invertido mucho en su formación y ha participado de manera activa en que sea quien es, y ahora tiene la posibilidad de ser titular».

El hecho de que haya remontado posiciones debido a circunstancias muy concretas no parece alterar la agenda del presidente rojiblanco, quien le sigue viendo con los mismos ojos y en las misma posición que antes. «No creo que su situación haya cambiado, para nada. No lo veo así», reforzó su mensaje de cara a una negociación que tiene por objetivo cristalizar en un apretón de manos. Mucho más suave se mostró con Iker Muniain, quien al igual que Remiro apura su último año de contrato. Es un futbolista importante en el esquema de Berizzo, decidido a reubicarle por detrás del '9', y quien ha repetido en dos ocasiones que aún no se ha sentado a hablar con el club. De todos modos, todo indica que las conversaciones irán por buen camino y que el navarro prorrogará su relación contractual con el Athletic. «Lo prioritario después de las dos lesiones graves de rodilla sufridas es que esté tranquilo y que se recupere bien», puntualizó el deustoarra, quien quiso quitar prisas al asunto. «Tenemos tiempo por delante», dijo en tono tranquilizador.

Pagar por repescar a Simón

A Urrutia se le cuestionó también por el regreso de Unai Simón apenas tres semanas después de cerrar su cesión con el Elche. La marcha de Kepa y la lesión de Herrerín obligaron al Athletic a desandar el camino emprendido y recuperar al vitoriano, quien el lunes se sentará en el banquillo de San Mamés. De hecho, ayer se entrenó en Lezama y ya vuelve a ser uno más de la plantilla, eso sí, previo pago de una compensación al conjunto ilicitano. Así lo manifestó el presidente, quien confirmó que existe un «coste económico» en la operación. Además, lo calificó como «lógico» y recordó que ocurrió lo mismo cuando se repescó a Remiro del Levante.

Como es habitual, el deustoarra no dio cifras y solo se limitó a confirmar que al Athletic abonará una determinada cantidad al Elche. Fuente próximas al conjunto ilicitano hablan de 175.000 euros y la posibilidad de seguir colaborando en el tema de las futuras cesiones. La de Simón solo ha durado 20 días.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos