«Hay que ser valientes y jugar para ganar»

El entrenador del Athletic, Gaizka Garitano. /Efe
El entrenador del Athletic, Gaizka Garitano. / Efe

Garitano advierte de que la victoria ante el Girona no sirve de nada por sí misma y pide darle «continuidad» con otro triunfo contra el Alavés

Robert Basic
ROBERT BASIC

Gaizka Garitano no mira más allá del siguiente partido y como mucho se atreve a pensar en el choque del Valladolid, con el que el Athletic despedirá el año y tratará de salir de los puestos de descenso, uno de los objetivos que se ha fijado la plantilla a corto plazo. Ahora solo tiene al Alavés entre ceja y ceja, un equipo que le gusta y en el que reconoce las virtudes de un bloque definido, con identidad e ideas claras, que viaja en la parte noble de la tabla y saca diez puntos a los rojiblancos. Pero solo es el contexto en el que el técnico deriotarra espera encontrar la mejor manera de competir y sacar un triunfo de oro en un campo difícil, en que el que nadie ha sido capaz de salir victorioso en lo que va de Liga. Y es justo lo que ambiciona Garitano, sacar petróleo de una tierra dura y resistente, con un compromiso colectivo inquebrantable y fe en lo que se hace. «Hay que ser valientes y jugar para ganar, siempre desde un buen trabajo defensivo», avanzó este domingo en Lezama, donde los rojiblancos se entrenaron a puerta cerrada y conocerán este lunes la lista de convocados.

El técnico del Athletic está contento con lo que tiene y aplaude la rápida adhesión de la plantilla a su modelo, cuyos contornos y estructura se adivinaron en el choque ante el Girona. «Están asimilando bien lo que queremos hacer. La idea se lleva a cabo y también los planes de partido, que se han plasmado en el terreno de juego. Un entrenador siempre está más tranquilo cuando ve que el equipo practica lo que se ha trabajado. Los resultados pueden ir mejor o peor, pero los conceptos los estoy viendo en el campo y debemos seguir por ahí». En este sentido, ha advertido de que el encuentro ante el Girona en nada se parecerá al de este lunes en Mendizorroza, donde aguarda un bloque de hormigón, bien armado y con la confianza intacta, por lo que exige amoldarse a la exigencias del duelo sin renunciar a los principios que considera innegociables. «El Alavés es un equipo diferente -en comparación con el conjunto catalán-, juega mucho más arriba y es más fuerte físicamente, con una defensa de cuatro y tres futbolistas poderosos en el centro del campo».

De ahí que pidiera tener en cuenta una serie de matices que exigirán ciertos cambios en el guion, distinto al del empleado frente al Girona, pero ha insistido en que el «equipo debe ser reconocible siempre en algunas cosas que hace. No puedes pasar del negro al blanco semana a semana. Hay que construir una identidad», ha deslizado Garitano, quien ha invitado a sus hombres a morder con más fuerzas todavía y pelear cada balón como si fuera el último. «El otro día hicimos un buen partido y ganamos, pero eso no es nada, un granito de arena. Hay que darle continuidad en el tiempo». Evidentemente, ha reconocido que el ánimo del grupo es otro porque, según ha recordado, «cuando ganas estás con más confianza. Tenemos que ser listos porque el fútbol te pone en tu sitio de una semana a otra. O jugamos con la misma intensidad que el otro día, incluso más, o sacar algo positivo de Vitoria será algo muy complicado».

Nada sobre los fichajes

Garitano ha advertido sobre el peligro del Alavés de hacer goles en los «primeros 15 minutos y en los últimos 10. Es un equipo que compite bien, que siempre está vivo hasta el final. Me gusta mucho. Nunca tiene despistes, va a una intensidad alta y eso le permite estar en el partido. Por esto está tan bien este año, no es una casualidad». En este punto ha elogiado la figura de Abelardo, de quien ha dicho que ha dotado a los vitorianos de una «identidad, de una manera de jugar. Son intensos, cuentan con un buen balón parado, organizados y es difícil marcarles. Creen en lo que hacen», ha subrayado el de Derio, quien sin embargo ha pedido olvidarse de los demás y centrarse solo en el trabajo propio. «Es mucho más importante lo que hace el Athletic y a eso le doy valor, lo que proponemos nosotros».

A apenas dos semanas para que se abra el mercado de invierno, Ibaigane sigue trabajando en los posibles refuerzos de los que, por cierto, Garitano no quiere saber nada. Al menos no ahora, porque en su cabeza solo hay sitio para los dos próximos partidos. «Solo pienso en el Alavés y en el Valladolid, en escalar en la clasificación. El resto lo lleva el club. Estoy contento con los jugadores que tengo ahora. No es algo que me preocupe o que esté en mi mano», ha comentado sobre los fichajes que manejan los responsables de la institución rojiblanca.

Más información