De Marcos afronta su decimocuarta temporada vestido de rojiblanco. / E. c.

«Valverde tiene algo que nos hace estar arriba»

De Marcos aprecia evolución en el técnico del Athletic, con el que está completando su decimocuarta temporada: «Tengo muchas ganas de disfrutar porque nunca sabes cuándo será tu último año»

Robert Basic
ROBERT BASIC Lezama

Óscar de Marcos está metido de lleno en su decimocuarta pretemporada como jugador del Athletic. Empezó en verano de 2009, en Isla Canela, donde llegó asustado y con el discurso bien aprendido -«soy jugador del Bilbao Athletic»-, y después de 13 años sigue vestido de rojo y blanco con 456 partidos en las piernas y en la élite. «Quién me lo iba a decir», ha comentado este viernes en Lezama, justo un día antes del viaje a Alemania, donde los bilbaínos harán un 'stage' y disputarán varios amistosos. El lateral afronta con ganas un nuevo curso y solo piensa en exprimir hasta la última gota de una campaña que piensa aprovechar al máximo. «Tengo muchas ganas de disfrutar porque nunca sabes cuándo será tu último año. Pensaba que lo sería el anterior. Ahora también lo pienso de este. Quiero ayudar al equipo, ir día a día y disfrutar de la juventud que tenemos», ha elogiado a los chavales que vienen de abajo y pegan fuerte. «Tienen mucho desparpajo», les ha definido.

Es la quinta temporada de De Marcos bajo el paraguas de Ernesto Valverde. Se conocen a la perfección. En las cuatro anteriores, el alavés hizo el pleno con las clasificaciones europeas. Volver al escaparate internacional es el gran objetivo después de los últimos cinco intentos fallidos. El lateral prefiere ir con calma, escuchar los latidos de la clasificación, lo que dice y cómo lo dice, aunque reconoce que se trata de una meta con la que se ha comprometido el equipo. Y la presencia de Txingurri invita a pensar en positivo. «Tiene algo que nos hace estar ahí arriba», ha afirmado el defensa. «De sus seis temporadas como entrenador del Athletic, cinco han acabado con Europa. Me hace ilusión. Ojalá podamos volver a meter al equipo en Europa porque llevamos años peleándolo y nos lo merecemos. Hay mucha gente joven que no lo ha podido vivir. El Athletic tiene que estar al nivel europeo», ha admitido con naturalidad uno de los capitanes.

Valverde dejó el Athletic en verano de 2017. Cinco años después está de vuelta en casa y evolucionado. Al menos así lo ve De Marcos, quien le conoció en su segunda etapa y puede comparar su modo de dirigir en esta tercera. «Le veo bien. Más mayor, como yo», ha comentado entre bromas. Ya más en serio, el lateral ha hablado de «matices» que ha introducido Txingurri en su idea de fútbol. «Es la misma persona, pero a nivel deportivo ha metido algún cambio al que nos estamos adaptando. Los que le conocemos le entendemos antes, pero en general todo lo estamos cogiendo bien». No ha querido profundizar en esos detalles, destriparlos en su comparecencia en Lezama. Solo ha dado algunas pistas. «En tareas defensivas ha modificado un par de cosas. Tampoco las voy a decir aquí. Nos vienen bien y nos sentimos cómodos. Y ofensivamente trabajamos el otro día... me parece que somos un poco más ofensivos de lo que éramos con él en la anterior época».

«La competencia mejora al jugador»

De Marcos intenta empaparse de las enseñanzas de Valverde porque hay 'overbooking' en el lateral derecho. Con la renovación de Ander Capa, el técnico dispone de cuatro jugadores para un puesto. «La competencia me gusta. Mejora al jugador», ha precisado el defensa. En cualquier caso, ha puntualizado que tanto él como sus compañeros Lekue y Petxarroman pueden desenvolverse en otras demarcaciones, mientras que el portugalujo es más específico. «Ya veremos qué pasa». Lleva 14 temporadas con el Athletic y conoce la receta del éxito. «Siempre he hecho lo que se pide aquí: darlo todo». Una fórmula que no garantiza titularidades, pero sí entrar en los planes del entrenador.

Dentro de justo un mes arranca la Liga con un partido ante el Mallorca en San Mamés. El comienzo es amable para los intereses del Athletic, que debería aprovechar el calendario para hacer un acopio de puntos y colocarse en la zona noble de la tabla. De Marcos lo entiende así también, aunque con ese mirada tan suya y una llamada de atención que invita a no caer en triunfalismos infundados. «Todos miramos los nombres», ha comentado en referencia al conjunto balear, Valencia -ambos en casa-, Cádiz, Espanyol (casa), Elche, Rayo (casa) y Almería (casa). «Los de Bilbao leen contra quién juegas y dicen 'tres puntos, tres puntos, tres puntos...'. Ya sé que es así, llevo aquí años. Pero luego hay que jugar partidos», ha pedido prudencia. «Es importante llegar preparado al inicio de la Liga porque si empiezas bien, normalmente sueles posicionarte arriba y cuesta bajar de esa zona. Hay que intentar aprovecharlo con nuestra gente», ha manifestado en referencia que de las siete primeras jornadas cinco serán en La Catedral.